¡Espíritu aventurero! a sus 25 años recorrió América en su bicicleta e inspiró a su hija a seguir sus pasos

Ashley Mateo, una joven estadounidense de 27 años, contó cómo la historia de su padre quien renunció a su empleo en 1977 para recorrer América en bicicleta; la motivó a aventurarse por Europa y Asia.

 

Esta historia de riesgos y aventura comenzó cuando John Mateo de 65 años conducía su auto hacia Atlantic City, lugar donde su hija Ashley tomaría el autobús de regreso a New York para iniciar otra semana de trabajo. En medio del viaje John le pregunta a Ashley qué le gustaría hacer si no tuviera que volver a trabajar.

 

-“Me gustaría ver el mundo. Conocer los hermosos lugares de Europa y Asia”. Dijo Ashley.

-“Entonces hazlo, renuncia” respondió su padre.

 

La respuesta de John tomó por sorpresa a Ashley quien pensó que su padre estaba totalmente loco. “¿qué tipo de padre alienta a su hijo adulto a renunciar a un sueldo fijo en una empresa?”.

Fue allí, en ese instante cuando John le contó la historia del verano de 1977 en la que él y dos de sus amigos, decidieron dejar sus empleos para recorrer Estados Unidos en una bicicleta.

 

-“Creo que es hora de que leas mi diario de mi viaje en bicicleta”. Dijo John.

 

A pesar de sus 26 años, Ashley tenía una vida envidiable. Un apartamento en la ciudad de New York, un trabajo estable y suficiente dinero para salir a cenar o pasarla bien con sus amigos. Sin embargo, pensaba que algo faltaba en su vida. Sentía temor de dejar su trabajo para tomar un rumbo que la alejaría de aquellos lujos que siempre la acompañaron.

 

Relacionado: Dos súper hombres se unen en pro del ciclismo urbano: Peter Sagan y Arnold Schwarzenegger

 

Conocer la historia de su padre la motivó un poco. Ella sabía de la aventura que había emprendido en 1977 cuando tenía 25 años. Sin embargo, solo en ese momento se dio cuenta que él tuvo que renunciar a su trabajo para cargar su bicicleta y recorrer América.

 

Enterarse de aquella ‘locura’ hizo que la perspectiva de Ashley cambiara y comenzó a pensar en un nuevo futuro para ella. Empezó a leer el diario de su padre John y se encontró con historias increíbles. Había escrito sobre cómo un neumático desinflado mal sincronizado cerca de Booneville, Kentucky, condujo a sus amigos y a él hacia una cantera donde un grupo de guardias decidió darles una lección de tiro improvisada.

Además, narró cómo la pasó un fin de semana que trabajó como sirviente por $ 2.30 por hora en Oregón. Como si fuera poco, en una ocasión había estado en una fiesta con la mítica banda de rock británico Pink Floyd.

 

John Mateo, de 25 años en uno de sus recorridos por Oregon

Los ciclistas en Oregon en 1977

 

Fue necesario leer su diario dos veces para enterarse de lo similares que eran sus sentimientos. Su padre se había propuesto al igual que ella, encontrar respuestas sobre su propio futuro y experimentar la vida de una manera diferente.

Al final fueron alrededor de 5 mil millas las que recorrió el padre de Ashley a lo largo de América en bicicleta junto con sus dos amigos. Su historia la inspiró a dejar su trabajo para tomar un avión rumbo a su primera parada: Tailandia. Estuvo allí 10 días. Pasó por Francia, Porto, Barcelona y Venecia.

Caminaba hasta 10 millas por día. Cumplió su sueño y volvió a casa como su padre, quien luego de recorrer 5 mil millas en su bicicleta se dio cuenta que había tomado la mejor decisión de su vida.

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *