Pérdida de libras

El ex futbolista que perdió casi 50 kilos en su bicicleta sin una rutina de entrenamiento

Evan Hoffmeier, un ex guardia de línea ofensiva del equipo de fútbol americano de la universidad de Northwestern College, llegó a pesar hasta 170 kilos, razón suficiente para comenzar un riguroso proceso de desintoxicación.

 

Y fue precisamente en el ciclismo que el joven de 29 años encontró la manera más apropiada para eliminar esos kilos de más que ponían en riesgo su salud.

Pero el gusto de Evan Hoffmeier por el deporte de dos ruedas comenzó como una historia de odios y desamores.

El ex placador dedicó sus años de academia a entrenarse fuertemente en el fútbol, por lo cual no era para nada raro verlo ingiriendo proteína de suero de leche en medio de la práctica deportiva y grandes porciones de comida después de los entrenamientos.

 

Recomendado: Froome, Porte y Valverde vendrían a Colombia para destronar a Egan Bernal

 

libras

Evan Hoffmeier antes de comenzar su proceso de inmersión en el ciclismo. Imagen: tomada del perfil oficial de Facebook

 

Hoffmeier decía que los entrenadores le recomendaban mantenerse en el rango de peso de los 120 a 130 kilos, una talla apropiada para poder desplegar todo el poder ofensivo en medio de los emocionantes bloqueos que se producen en esas jugadas de carrera y pase.

No era un trabajo realmente difícil. El ex guardia de Northwestern basaba su preparación en tres pilares básicos: comer, hacerse grande y bloquear.

Comía de todo: hamburguesas, pasta, proteínas… su extensa dieta la combinaba con su exigente rutina de atleta y fue así como logró alcanzar un peso equilibrado situado en los 120 kilos.

Pero su vida cambió en 2011 cuando se graduó de Northwestern College. Evan Hoffmeier, quien dejó atrás las canchas, heredó sin ningún problema su vieja manía de comer en exceso.

 

Evan Hoffmeier, el estadounidense de 29 años que se dejó conquistar por la bici

 

Ciclismo

En alguno de sus momentos de aventura. Imagen: tomado del Facebook oficial

 

Entre 2011 y 2016 pasó de pesar 120 a 170 kilos, un registró poco habitual para un joven que hace más de cinco años se había retirado de la vida deportiva.

Y fue precisamente en ese momento cuando los problemas reales comenzaron. Evan era consciente de que necesitaba tomar cartas en el asunto ya que ni la sudadera tamaño 4XL que le había regalado su esposa le servía.

Kelsey, compañera sentimental de Evan Hoffmeier, le había propuesto que practicaran bicicleta para empezar a rebajar algunos kilos. Pero Evan odiaba el ciclismo y tenía muy poca afinidad con este deporte.

“Para ser lo más franco posible, no quería comprar una bicicleta, pero mi esposa Kelsey insistía y pensaba que podría ser divertido”.

 

Evan y su esposa en una de sus aventuras

 

Ciclismo

Evan Hoffmeier y su esposa Kelsey. Imagen: tomada del Facebook oficial

 

Lea también: Estos son los cuatro pilares básicos para perfeccionar el entrenamiento en bici

 

Sin embargo, Evan admitió que no le parecía divertido y recuerda que la última vez que usó una bici fue a sus 13 años cuando la tomaba para desplazarse hasta la casa de sus amigos.

Pese a esto, su esposa lo convenció de comprar una bicicleta en 2016 para iniciar una serie de recorridos cortos. Pero las bicicletas se quedaron guardadas en el garaje, ya que Evan simplemente mostraba poco interés.

Así las cosas, el ex futbolista desecha completamente la idea de empezar a pedalear y decide meterse al gimnasio para bajar de peso. Y así transcurrió el resto del año hasta que en la primavera de 2017 Kelsey convenció a su esposo de que le diera una oportunidad para salir a montar en bici.

Él estuvo de acuerdo en intentarlo. Me di cuenta de que era una buena forma de no estar en el gimnasio y aun así hacer ejercicio”, dice Kelsey.

 

Algunos de los recorridos de aventura en bici de la pareja 

 

Ciclismo de aventura

Una de las carreteras en la que dieron sus primeros pedalazos. Imagen: cuenta oficial de Facebook de Kelsey

 

Y fue desde ese momento en el que inició una bonita relación con el ciclismo. Evan y su esposa comenzaron recorriendo pocos kilómetros y a medida que los dolores comunes que padecen los pilotos primerizos iban desapareciendo, decidieron aumentar de manera gradual los trayectos.

“A medida que el peso comenzó a salir se volvió aún más divertido. Puedes sentir que estás cambiando. Se convirtió en un pasatiempo, o en realidad una obsesión. Las millas comenzaron a subir y los paseos se volvieron divertidos, y luego los paseos se hicieron más frecuentes. Lo que más nos ayudó fue que cuando salíamos y hacíamos de 20 a 30 kilómetros. se sentía muy bien, sentíamos que mejorábamos”.

Pese a que Hoffmeier le fue bien dando sus primeros “pinitos” como ciclista amateur, no se sentía del todo satisfecho ya que en sus trayectos iniciales sólo había logrado perder alrededor de 25 kilos.

El nuevo corredor quería seguir bajando su talla y se dio cuenta que el ciclismo podría ser un buen aliado. Fue entonces cuando decidió llevar su esfuerzo a otro nivel para sacarle el mayor provecho a este deporte. Con la complicidad de su esposa adquirieron los equipamientos necesarios para correr como unos verdaderos pilotos aficionados.

 

La Liv Avail 2 de Kelsey, su esposa

 

Liv

El modelo de referencia Liv Avail 2 d Kelsey. Imagen: cuenta oficial de Facebook de Kelsey.

 

Kelsey y Evan llegaron hasta la tienda de bicicletas y se armaron con dos increíbles máquinas de carretera.

“Queríamos ir más rápido, así que queríamos bicicletas más livianas que fueran más fáciles de manejar. Decidimos optar por bicicletas de carretera, y tomarlo en serio porque lo disfrutamos mucho. Eso no es algo que pensé que alguna vez diría. No pensé que disfrutaría el ciclismo “. Dijo Evan.

Finalmente, Kelsey se armó con un auténtico modelo de referencia Liv Avail 2, perteneciente a la gama de bicicletas de carretera de resistencia para mujeres de Giant, mientras que su esposo Evan se llevó a casa nada más y nada menos que una Specialized Allez, un modelo que se adapta muy bien a los intereses de los pilotos debutantes y que además de ser rápida y ligera es muy cómoda para ser utilizada en viajes largos.

Pero faltaba ajustar algunas tuercas ya que el peso de Evan (alrededor de 150 kilos en ese momento) superaba con creces el límite de 140 kilos que soportaba su nueva bicicleta Specialized. Después de algunos análisis biomecánicos le fue instalado un asiento de mayor cobertura para evitar algunos problemas en medio de los recorridos.

 

Specialized Allez azul de Evan 

 

Ciclismo de aventura

La flamante Specialized Allez de Evan. Imagen: perfil oficial en Facebook.

 

Ya con las máquinas adecuadas en su poder comenzaron a dedicar gran parte de su tiempo a rodar en sus nuevas bicis. Según la pareja, salían a pedalear durante 3 y 4 días por semana y marcaban un registro de 15 a 25 kilómetros por hora.

Evan asegura que dejó a un lado el odio que le tenía al ciclismo, y que su gusto de ahora corresponde a un cambio de pensamiento que consiste precisamente en imaginar que no está entrenando, sino disfrutando del ciclismo.

“No entreno en la bicicleta en absoluto. Tuve que cambiar mi forma de pensar sobre eso. Cuando comencé, tenía esta noción de que tenía que ‘potenciar’ y simplemente tratar de terminar. Pero eso lo convierte en un ejercicio, una tarea ardua. Cuando veo el ciclismo como pasar más tiempo con mi esposa, eso lo hace divertido y agradable. No estamos haciendo intervalos o simplemente colinas o simplemente tratando de ir tan rápido como podamos. Literalmente salimos y disfrutamos el viaje. Disfrutamos de la naturaleza, el paisaje y el tiempo entre nosotros. Eso hace que sea un mejor ejercicio para mí, porque quiero hacer más millas y cuantas más millas hagas, más calorías quemarás “.

 

La increíble figura de Evan Hoffmeier después de perder 105 libras

 

Pérdida de libras

Evan logró bajar varias libras y alcanzar una buena relación con el ciclismo. Imagen: perfil oficial de Facebook

 

De igual forma, gracias al ciclismo, Evan vio la oportunidad perfecta para seguir en su viaje de pérdida de peso. El nuevo corredor ha modificado sus hábitos alimenticios, ahora es muy cuidadoso con el menú y asegura que la mayoría de platos que prepara con su esposa no superan las 550 calorías.

El balance de la pareja en su primer año como pilotos debutantes ha sido exitoso. Ahora la bascula de peso marca una reducción de 20 kilos para Kelsey y una asombrosa pérdida de 47 kilos para Evan Hoffmeier.

Gracias al ciclismo el ex futbolista logró estabilizar su salud y minimizar los riesgos que representaba la obesidad mórbida que padecía. Ahora conserva un peso objetivo de 110 kilos, y asegura que seguirá pedaleando para bajar por lo menos 10 kilos más y alcanzar así los objetivos que se trazó desde que comenzó a pedalear.

Una verdadera historia del odio al amor. ¡Que viva la bici!

 

 

 

Aviso sobre derechos de autor y propiedad intelectual: las imágenes que acompañan el articulo no son propiedad de Mundo Bici. Cada una de las fotografías especifica el lugar del cual fueron tomadas. La imagen de cabezote fue tomada del perfil oficial de Facebook de Evan Hoffmeier / La información presentada en el articulo toma como fuente el portal www.bicycling.com

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *