¿Podemos morir de un paro cardíaco montando bicicleta?

El ciclismo mundial está de luto. Este domingo, en el marco de la edición 116ª de la clásica París-Roubaix falleció el pedalista belga Michael Goolaerts luego de sufrir un paro cardiaco tras una aparatosa caída sobre el pavé.

 

El joven pedalista de 23 años perdió el control de su bicicleta en el segundo tramo de adoquines de la carrera quedando tirado sobre el terreno sin reacción alguna.

El hecho obligó a los médicos a utilizar un desfibrilador para intentar reanimar a Goolaerts quien no atendía el llamado del cuerpo médico ni de sus compañeros de equipo.

Minutos más tarde fue trasladado al hospital de Lille donde falleció a causa de un ataque cardiaco a las 22:40 horas de la noche.

Su equipo, el Veranda Willems, comunicó la triste noticia: “es con una inconmensurable tristeza que les tenemos que anunciar que nuestro corredor y nuestro amigo Michaël Goolaerts ha fallecido”.

 

Los médicos trataron de reanimar a Goolaerts luego de la caída.

 

Esta era la primera vez que Goolaerts disputaba la clásica París-Roubaix. Su enorme talento sobre las dos ruedas lo llevaron hasta Francia para encarar su papel de gregario y ayudar a su líder, el también belga, Wout Van Aert quien finalizó en la posición 13 a dos minutos y 30 segundos del campeón Peter Sagan.

Recordemos que el eslovaco Sagan conquistó este domingo el famoso ‘infierno del norte’ luego de completar un trazado de 257 kilómetros.

Peter Sagan del equipo Bora, se impuso en el sprint derrotando al campeón suizo, Silvan Dillier, luego de 5 horas y 54 minutos.

Sin embargo, la alegría duró poco y la noticia sobre la muerte del belga tiñó al deporte mundial de una profunda tristeza.

 

 

¿Por qué falleció el ciclista a causa de un paro cardiaco?

 

La muerte del deportista belga prendió las alarmas en el ciclismo mundial. Muchos aún se preguntan qué pudo haber motivado la aparición del paro cardiaco.

La investigación buscará establecer si la complicación cardiovascular se produjo a raíz de la caída del ciclista o si fue una reacción fortuita que surgió de manera sorpresiva.

Más allá de las especulaciones, algunos aficionados del ciclismo se preguntan cuál es la política de control médico que exige la Unión Ciclística Internacional (UCI) a sus pedalistas para evitar que sufran complicaciones físicas mortales en medio de las exigentes carreras profesionales.

 

Él era el belga Michael Goolaerts, el joven ciclista de 23 años que falleció este fin de semana.

 

Algunos informes internacionales constatan que la UCI en su reglamento exige a los ciclistas someterse a una serie de controles médicos cada año para detectar posibles complicaciones cardiacas.

Sin embargo, lo taxativo de la norma permite que los médicos de cada equipo sean quienes determinen si el ciclista es o no apto para afrontar una carrera.

Lo que piden algunos conocedores del tema es que sea un tercero o una autoridad independiente la que determine, con base en los resultados de los exámenes, los riesgos que puede sufrir un ciclista en caso de que sus exámenes cardiológicos presenten anomalías, además de permitir o prohibir la participación del deportista.

Por tal motivo, se hace un llamado a la UCI para que modifique dicho apartado del reglamento y evitar así complicidad o intereses en las decisiones médicas.

 

Lea también: Campagnolo lanzó nuevo grupo de 12 velocidades para Ruta

 

Sin embargo, los médicos de los equipos aseguran que las pruebas cardiológicas practicadas a través de electrocardiogramas y esfuerzos cardiológicos no son 100% seguros, ya que puede escaparse alguna patología que eventualmente genere complicaciones físicas en alguna prueba de máxima exigencia.

Pareciera que el legado de la muerte de los ciclistas belgas tuviese raíces profundas desde hace varios años. El caso Michael Goolaerts no es el primero. Hace dos años el también pedalista Daan Myngheer de 22 años había fallecido en plena carrera a causa de una crisis cardiaca en el marco del Critérium Internacional; en 2009 la muerte sorprendió a Frederiek Nolf de tan solo 21 años quien fue encontrado muerto en su habitación durante la Vuelta a Catar.

Otro ciclista como el francés Fabrice Salanson también falleció en su habitación a causa de una complicación cardiaca en plena Vuelta a Alemania en el año 2003.

 

 

¿Podemos morir de un infarto montando bicicleta?

 

 

Pareciera una paradoja, pero algunos aún se preguntan por qué razón si recomiendan practicar ciclismo u otro deporte para reducir los riesgos de infarto, se siguen presentando complicaciones cardiacas en el momento de la práctica deportiva.

Algunas investigaciones médicas indican que practicar ciclismo de manera recurrente puede reducir hasta en un 18% el riesgo de sufrir un infarto.

La investigación realizada por la Universidad del Sur de Dinamarca en Odense (Dinamarca) establece que las personas que montan bicicleta de manera regular tienen un menor riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular, lo que puede ayudar a reducir el número de muertes a causa de infartos en el mundo.

Los resultados demostraron que las personas que practicaban ciclismo tan solo media hora a la semana tenían la capacidad de evitar hasta en un 11 a 18% la probabilidad de sufrir un infarto.

Si bien este panorama es alentador, ¿por qué un ciclista belga de tan solo 23 años acaba de fallecer a causa de una complicación cardiaca en plena clásica París-Roubaix?

Los investigadores aclaran que el ciclismo puede disminuir el riesgo más no evitar el problema en un 100%. El número de episodios cardiovasculares se reduce significativamente cuando se potencia los hábitos deportivos. Sin embargo, no se descarta que cualquier persona pueda morir a causa de un infarto fulminante.

 

 

Entonces, ¿por qué aparecen los infartos?

 

 

Si bien aquellos que tienen estilos de vida muy sedentarios pueden sufrir más fácil problemas cardiovasculares, no se descarta que en medio de exigentes jornadas de entrenamiento un deportista fallezca a causa de un paro cardiaco.

Las personas que apenas inician en el ciclismo deberán someterse a una prueba de esfuerzo para determinar la resistencia máxima que se puede alcanzar en medio de un entrenamiento o competencia.

Cuando decidimos practicar ciclismo o cualquier otro deporte, debemos acostumbrar a nuestro corazón a niveles de exigencia máximos. Sin embargo, esos niveles de exigencia deberán ser alcanzados de manera progresiva.

Otros ejercicios que te pueden ayudar a adquirir un rendimiento adecuado están determinados por la frecuencia cardiaca de nuestro cuerpo; es decir, la cantidad de pulsaciones por minuto que tu corazón es capaz de emitir en los momentos más intensos o de mayor esfuerzo de una carrera o entrenamiento.

Muchas veces cuando vas en bici y las cuestas son muy exigentes te dispones a dar tu máximo esfuerzo en la cadencia. Pues bien, la fuerza con la que ejerces el pedaleo aumenta el número de latidos significativamente.

Cuando hay un sobreesfuerzo por encima de la frecuencia cardiaca máxima puede haber complicaciones físicas.

Sin embargo, en el siguiente link te enseñaremos a calcularla dependiendo de tus capacidades. Accede y aprende cómo hacerlo:

 

Recomendado: Aprende a calcular tu Frecuencia Cardíaca máxima en tus entrenamientos

 

A nuestra pregunta si es posible morir de un infarto pedaleando, la respuesta es sí. La muerte que ocurre en el momento en el que un deportista está practicando un deporte y fallece inesperadamente se le conoce técnicamente como muerte súbita.

Y no es que el deporte es el que ocasione el infarto. Muchas muertes que se producen en medio de la actividad física están relacionadas directamente con enfermedades cardiacas como miocardiopatías (enfermedades del músculo cardiaco), anomalías congénitas de las arterias coronarias, entre otras.

Por tal motivo, no se debe considerar el deporte y específicamente el ciclismo como una disciplina que posiblemente nos cause la muerte, sino más bien concebirlo como un ejercicio exigente que puede ocasionar arritmias cardiacas en corazones o sistemas cardiovasculares que previamente hayan desarrollado algún tipo de anomalías.

Por ende, lo mejor será que consultes a tu médico y te sometas a una valoración para determinar hasta qué punto puedes exigirte como ciclista.

 

 

 

Comentarios

2 respuestas a “¿Podemos morir de un paro cardíaco montando bicicleta?”

  1. Arcadio Vidal dice:

    El que escribió este artículo parece que no conociera la realidad del ciclismo mundial. En tan extensas y duras etapas y con los resultados que se le exigen a los equipos, estos jóvenes recurren al doping de última generación (doping a nivel genético) para afrontarlas. Estas drogas aún no son detectadas por las pruebas. En estas condiciones exponen su corazón a sobreesfuerzos incontrolables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *