Beneficios de entrenar ciclismo en las alturas

Beneficios de entrenar ciclismo en las alturas

Los entrenamientos en las alturas son uno de los métodos preferidos por los preparadores de los equipos profesionales de ciclismo, esto con el fin de incrementar el rendimiento y capacidad física de sus corredores. Por eso, en este post queremos hablarte de sus grandes beneficios.

 

Cuando hablamos de ciclismo en altura, nos referimos a esos entrenamientos que se realizan de manera planificada y a una altitud superior a 2.000 metros, con el objetivo de aumentar la motivación del ciclista y la respuesta del organismo ante ciertos factores externos, además resulta interesante que en este tipo de ambientes se desarrolla una resistencia aeróbica funcional, ideal para superar actividades exigentes con muy poco esfuerzo y fácil recuperación. A continuación, algunos de sus beneficios.

 

Mejora tus capacidades físicas con un entrenamiento planificado

 

Beneficios del ciclismo en las alturas

Cuida tu alimentación, descansa y prepárate físicamente para disfrutar de nuevas aventuras. Imagen: Ciclismo.

 

Recomendado: ¿Cómo mejorar la respiración en el ciclismo?

 

Incrementas tu capacidad pulmonar

 

Esto responde a que tu órgano vital debe bombear sangre con menos presión arterial, para posteriormente distribuirla a todos los órganos de tu cuerpo y cuando tu corazón trabaja en medio de estas situaciones tu sistema cardiovascular se fortalece y disminuye el riesgo de padecer enfermedades futuras.

 

Fortaleces tu sistema inmunológico

 

Cuando tu organismo se encuentra en un ambiente de bajas temperaturas favorece la producción de glóbulos blancos en especial los leucocitos y granulocitos, pues estos son principalmente los que se encargan de fortalecer el sistema inmunológico y combatir virus y bacterias que puedan ingresar al organismo.

 

Favoreces el consumo de calorías

 

Si tu cuerpo se ve obligado a adaptarse a otro tipo de ambientes el rendimiento tiende a ser mayor, lo que va de la mano de la actividad metabólica del organismo. Además, una hormona encargada de producir calor a través de las células grasas aumenta su producción lo que favorece la quema de calorías.

 

Mejor respuesta de tus sistemas

 

En condiciones adversas el organismo adquiere resistencia aeróbica, esto se debe al aumento del volumen de oxigeno necesario para responder ante las altas demandas energéticas bajo condiciones específicas, el aumento de glóbulos rojos en sangre y el desarrollo de un mejor estado de hipoxia, que significa la capacidad de mantener las funciones corporales en equilibrio, pese a que los tejidos no reciban el suficiente oxígeno.

 

Mejora en los estados de animo

 

Finalmente, trae beneficios a nivel emocional, esto se debe a que tu organismo libera endorfinas, es decir las sustancias químicas que estimulan algunas zonas del cerebro relacionadas con la sensación de felicidad y bienestar, además hay una mejor respuesta al estrés, reduciendo así la probabilidad de padecer cuadros de cansancio mental y alteración de las emociones.

Esperamos este post te haya sido de utilidad, recuerda que este tipo de entrenamientos deben llevarse a cabo con una preparación previa y no es un asunto exclusivo de los equipos profesionales, lo importante es que te prepares físicamente, tu alimentación sea balanceada y te encuentres en buenas condiciones de salud para asumir nuevos retos.

 

La imagen de cabezote es cortesía de: National Geographic.
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *