Cada cuanto se recomienda cambiar un casco de ciclismo

Cada cuánto se recomienda cambiar un casco de ciclismo

Utilizar los elementos de seguridad cuando sales a montar en bicicleta es uno de los aspectos más importantes para proteger tu integridad. El uso de un elemento protector como el casco puede incluso salvar tu vida en un accidente, además de amortiguar los golpes y proteger la cabeza y el cuello en una posible caída.

 

Es fundamental que siempre utilices un casco protector, aunque se trate de una ruta corta o un pequeño trayecto, los accidentes pueden ocurrir en el momento que menos lo esperas, y el casco puede ser tu salvación. Sin embargo, debes verificar que este elemento se encuentre en óptimas condiciones, recuerda que se trata de tu seguridad.

Los cascos de ciclismo vienen en diferentes presentaciones y precios en el mercado, están fabricados con materiales como el poliestireno para la espuma, y los policarbonatos o kevlar para la corteza. Dichos componentes poseen una vida útil la cual puede variar dependiendo el uso que le des a tu casco protector.

 

Recuerda que no hay excusas, se trata de tu vida

 

Cada cuanto se recomienda cambiar un casco de ciclismo

Imagen: Bikestore

 

Recomendado: Los 6 errores más comunes que cometen los ciclistas cuando usan el casco

 

Es recomendable cambiar este elemento de seguridad cada tres o máximo cinco años, pero este tiempo puede variar en función de varios aspectos, de los cuales queremos hablarte a continuación. 

 

Primero

Cuando sufres una caída grave o un  accidente, si esto sucede es indispensable que cambies tu casco aunque aparentemente esté en buen estado, las características internas pueden cambiar y el material puede fragmentarse o romperse sin que lo notes, lo que posteriormente disminuirá la seguridad al no absorber los impactos de manera óptima, si esto sucede el cambio debe ser inmediato.

 

Segundo

Si eres un ciclista que sale a ruta con frecuencia, factores como, el sol, el agua, la humedad o el sudor la cual es una sustancia corrosiva, pueden incidir en la vida útil de los materiales, en este caso el cambio debe hacerse a los tres años aproximadamente siempre y cuando el casco no haya sufrido caídas o golpes directos 

 

Tercero

Cuando notas que los materiales del casco han cambiado su apariencia. Debes evaluar si la espuma protectora no ha disminuido su tamaño o se siente comprimida, recuerda que puedes cambiar las almohadillas si notas que no están en óptimas condiciones. También debes verificar si las correas de ajuste se encuentran en buen estado o si la corteza está rota, desgastada o quebrada. 

En estos casos debes considerar un cambio de casco, también recuerda que estos están regidos por normas que regulan sus características de protección, y aunque no siempre lo más costoso es lo más útil debes invertir en un casco que te brinde seguridad.

Si por el contrario cuentas con un casco regulado por la norma, que se encuentra en óptimas condiciones, no ha sufrido caídas o roturas y están en buen estado, bastará con que lo cambies cada cinco años.

 

Siempre ten en cuenta utilizarlo por mínimo que sea tu trayecto se trata de tu vida y tu seguridad, además de cuidarlo, lavarlo adecuadamente y si es posible guardarlo en sus empaques originales, de esta manera estarás seguro y tu casco te será útil por un buen tiempo.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *