Lo que no sabías de colágeno y su importancia para los ciclistas

Lo que no sabías de colágeno y su importancia para los ciclistas

El colágeno es una proteína que se encuentra presente en nuestros huesos, músculos, articulaciones, tejidos entre otras zonas y que favorece la flexibilidad, elasticidad y salud de la piel.

 

La proteína en mención es producida por nuestro propio organismo e interviene en diferentes procesos como la elasticidad, la buena apariencia de la piel, la salud de las articulaciones, la prevención ante las lesiones, la disminución de los dolores musculares y los signos de envejecimiento. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que su producción disminuye a medida que pasan los años por lo que resulta beneficioso consumirlo de manera regular, a continuación algunos puntos a tener en cuenta.

 

Aliméntate sanamente y retrasa los signos del envejecimiento

 

Lo que no sabías de colágeno y su importancia para los ciclistas

Una proteína que te hará lucir joven y mantendrá tus articulaciones con movimiento. Imagen: Real Federación Española de Ciclismo.

 

Recomendado: Estos son los alimentos que aceleran tu metabolismo y te ayudan a perder peso

 

¿A partir de qué momento disminuye su producción?

 

Si bien es cierto que en un deporte como el ciclismo las articulaciones inferiores son las directamente implicadas y desgastadas por la acción del pedaleo, también debe tenerse en cuenta que la generación de la proteína va en decadencia a partir de los treinta años, por lo que es cada vez más común el consumo de colágeno en sus diferentes presentaciones.

 

Fuentes de origen animal

 

En el primer grupo se encuentran las fuentes naturales de colágeno, es decir las que encontramos en alimentos como el pescado, las carnes rojas y el pollo, teniendo presente que la concentración mayor de la proteína se acumula en los huesos, tendones, cartílago y piel de dichos animales. 

Así que si quieres tener huesos, músculos y articulaciones sanas no está de más consumir esos “calditos de pollo” y de menudencias que preparan nuestras abuelas. 

 

Colágeno en frutas, verduras y otros alimentos

 

Asimismo, puedes consumir verduras y frutas como los pimentones rojos, la sandía, el tomate, el limón y las fresas son excelente fuente de antioxidantes que al momento del organismo asimilarlos favorecen la generación del colágeno. También puedes consumir gelatina, contiene altas dosis de calcio, fósforo y magnesio ideales para mantener sanos tus huesos y facilitar la digestión.

Tampoco podemos dejar de lado el consumo de huevo, un alimento que además de ser de fácil absorción para el organismo, contiene altos niveles de proteína y aminoácidos ideales para contribuir a la formación de tejidos.

 

Colágeno en suplementos

 

Aunque es importante mencionar que una dieta equilibrada es la clave para mantener en equilibrio los diferentes nutrientes que facilitan la producción de colágeno, también es cierto que el consumo de suplementos que contienen la proteína es ideal para favorecer los diferentes procesos metabólicos del organismo. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la proteína en mención tiene un gran tamaño y peso molecular lo que dependiendo el organismo influye en su correcta asimilación; y es justamente por lo anterior que escuchamos mencionar el colágeno hidrolizado como una de las mejores alternativas, es decir la proteína se encuentra en composiciones más pequeñas lo que facilita la absorción en nuestro sistema digestivo.

Finalmente, puedes encontrarlo en presentaciones en polvo, pastillas o líquido, teniendo presente que varían sus concentraciones y por ende la asimilación de la sustancia en el organismo.

Esperamos que esta información te sea de utilidad, recuerda que la mejor manera de mantener tus sistemas en equilibrio es con una alimentación balanceada en la que incluyas los grupos principales de nutrientes, o si por el contrario deseas acompañarla de suplementos alimenticios consultes con tu médico y nutricionista de confianza.

 

La imagen de cabezote es cortesía de : Federación Aragonesa de Ciclismo.
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.