Alimentos para comer encima de la bicicleta

Algunos alimentos que puedes comer mientras estás montando en bicicleta

En varios de nuestros artículos hemos tenido la oportunidad de hablar sobre algunos alimentos recomendados para comer antes y después de un entrenamiento de ciclismo. En esta ocasión queremos compartir contigo algunos consejos de alimentación que te ayudarán a saber cuáles son esos productos que puedes comer sin ningún problema mientras vas rodando en tu bicicleta.

 

No olvides que una correcta alimentación es muy importante, ya que al abastecer el organismo con nutrientes líquidos y sólidos de fácil digestión podrás mantener estables las reservas de energía y tener combustible para esos momentos de máxima exigencia.

 

Aprende a seleccionar un menú adecuado para tus rutas 

 

Qué comer cuando estamos montando en bicicleta

Imagen: Brujulabike

 

Recomendado: ¿Qué es la ventana metabólica y por qué es clave para la recuperación de los músculos?

 

Si no sabes qué puedes comer mientras estás pedaleando, no te preocupes, a continuación te compartimos una lista de alimentos recomendados para que lleves contigo un menú en las rutas y te vayas alimentando de manera adecuada a medida que vas ‘devorando’ kilómetros.

 

Frutas

 

Es muy importante que en tus sesiones de entrenamiento ingieras alguna fruta por lo menos cada 30 o 60 minutos. Los plátanos, conocidos también con el nombre de bananos o bananas, son ideales para aquellos deportistas que tienden a sufrir calambres musculares con frecuencia. El alto contenido en potasio y magnesio que ofrece esta fruta amarilla contribuye al correcto funcionamiento de los músculos.

 

Agua

 

Sin duda alguna, el agua es una bebida que no puede faltar en ningún recorrido. Este líquido vital te ayudará a prevenir los niveles de deshidratación, el bajón de rendimiento e incluso la aparición de la fatiga. Cuando realizas rutinas o viajes superiores a 30 minutos, lo ideal es ingerir de manera frecuente una cantidad aproximada de 150 a 180 mililitros de agua cada 15 o 20 minutos. Recuerda que una correcta hidratación constituye uno de los pilares fundamentales del buen rendimiento, por lo cual nunca te debería faltar tu caramañola o bidón lleno de agua en tus viajes.

 

Bebidas isotónicas

 

Las bebidas deportivas, conocidas también como bebidas isotónicas o energéticas, son perfectas para recargar el combustible del cuerpo y obtener un plus de energía en sesiones de entrenamiento muy intensas. La recomendación general es ingerir un poco de este líquido cada 15 o 20 minutos, ya que este tipo de bebidas te ayudará a reponer sales minerales y electrolitos, los cuales, al permanecer estables, permiten un correcto funcionamiento del organismo. Además de esto, también te aportarán más nutrientes y te permitirán reponer de manera adecuada la pérdida de glucosa. Todo esto es muy importante para evitar la aparición de la famosa ‘pájara’ o fatiga.

 

Geles energéticos

 

Aunque muchos confunden las barritas energéticas con los geles, es necesario aclarar que son dos tipos de suplementos completamente diferentes. Los geles de ciclismo suelen tener una consistencia líquida para que el deportista lo vaya chupando a medida que rueda en su bicicleta. Estos son ideales para obtener energía justo antes de afrontar un desafío muy complejo, un sprint o incluso un repecho muy empinado.

Los geles contienen una gran cantidad de glucosa o azúcar y es gracias a esa concentración que los ciclistas pueden obtener más energía cuando los consumen. Aunque los expertos en nutrición recomiendan comerlos por lo menos 15 minutos antes del último esfuerzo, también puedes ingerirlos en salidas largas cada vez que te sientas descompensado, con falta de energía o cuando creas que tu cuerpo está a punto de sufrir una fatiga.

 

Barritas energéticas y frutos secos

 

Al igual que los geles, las barritas energéticas son perfectas para obtener energía en medio de un recorrido. Se recomienda llevar barritas en salidas largas superiores a más de dos horas y comer una por lo menos cada 45 o 60 minutos. Al estar compuestas por carbohidratos se convierten en una gran fuente de energía para tu cuerpo, sobre todo, te ayudarán a mantener las reservas de glucosa estables y a evitar la aparición de la temida y popular “pájara”.

Otra opción que puedes llevar contigo son los frutos secos como lo son el maní y  las nueces, los cuales son ideales para ir reponiendo la energía gastada en las rutas largas. Al igual que las barritas, puedes consumirlos cada 45 o 60 minutos.

 

No comer nada también es una opción 

 

Muchos pedalistas optan por no ingerir ningún alimento sólido, ya que prefieren utilizar las reservas de glucógeno y grasa que están disponibles en el organismo. No está mal implementar esta estrategia, sin embargo, cuando sobrepases más de 1 hora y 30 minutos de ejercicio, es importante que ingieras algún tipo de gel, barrita o incluso bebida isotónica para evitar la aparición de problemas asociados a la falta de ingesta de alimentos.

Aunque son varios los productos que puedes comer en medio de tus rutas, es necesario que evites el consumo de proteínas, ya que estas suelen ser utilizadas sobre todo en las etapas posteriores al entrenamiento, debido a que facilitan la recuperación y la reparación del tejido muscular.

 

Evita comer cuando estés haciendo mucho esfuerzo

 

Procura no ingerir alimentos sólidos cuando estés pedaleando a una intensidad alta, ya que podrías tener dificultades para asimilarlos bien o incluso tener problemas para tragar. Trata de hacerlo cuando ruedes a intensidades bajas o moderadas.

 

Estos son algunos de los alimentos recomendados para comer durante una rutina de entrenamiento o una salida en bici muy larga. Inclúyelos en tu menú y mantén el cuerpo cargado de combustible para tener un mejor rendimiento en cualquier terreno.

 

 

La imagen de cabezote es cortesía de Sportaragon.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *