Aprende a calcular la altura del sillín sin métodos ni fórmulas matemáticas

Aprende a calcular la altura del sillín sin métodos ni fórmulas matemáticas

El método de la medida de la entrepierna, que consiste básicamente en calcular la distancia total que hay entre el suelo y la entrepierna del ciclista para luego multiplicar ese resultado por 0,88, es sin duda alguna el parámetro de medición más popular para obtener la altura correcta del sillín de la bicicleta.

 

Los ciclistas interesados en modificar la posición de su asiento para rodar con mucha más comodidad y eliminar los riesgos de sufrir lesiones por una mala configuración, lo único que tienen que hacer es tener a la mano un metro y un libro, pararse descalzos y derechos apoyando la espalda sobre una pared, ubicar el libro entre las piernas y medir con el metro desde el borde superior del libro hasta el suelo.

El resultado en centímetros de esa distancia vertical entre el libro y el suelo se deberá multiplicar por 0,88 para obtener así la medida recomendada que debe haber entre el sillín de tu bicicleta y el centro de la biela.

Aunque es la operación más popular y más usada por ciclistas profesionales y amateurs, existe otro procedimiento mucho más simple y sencillo para encontrar la altura del sillín ideal en el que no necesitarás usar ningún elemento extra, solamente tu cuerpo.

 

Una posición correcta del asiento incide en tu comodidad 

 

Altura del sillín de la bicicleta

Esta imagen de MTBpro muestra la posición correcta que debe adoptar tu pierna cuando pisas el pedal. Cuando la pierna forma esa ligera flexión, quiere decir que el sillín está a la altura correcta.

 

Recomendado: El método más sencillo para ajustar el retroceso del sillín de tu bicicleta

 

Para este proceso solo necesitarás ubicar la bici sobre un soporte fijo o pedirle a un amigo que te la sostenga mientras tú te sientas en ella. Una vez te sientes sobre el sillín debes ubicar el pie en el pedal y apuntar completamente hacia abajo, sobre las 6 en punto en el sentido de las manecillas del reloj.

Una vez tengas la biela apuntando de manera vertical hacia el piso, debes apoyar el talón sobre el pedal de tal manera que la pierna quede completamente estirada. Si tu pierna dibuja una ligera flexión quiere decir que el sillín está más abajo de lo normal, mientras que si tienes que inclinarte hacia un lado para alcanzar con el talón el pedal, quiere decir que el sillín está más arriba de lo normal.

Así las cosas, si al ubicar el talón sobre el pedal tu pierna queda completamente estirada y no tienes que hacer ningún esfuerzo para lograr esa posición, quiere decir que la altura de la bicicleta es la correcta. Luego de ese proceso, puedes volver a ubicar el pie de manera normal sobre el pedal o unir tu zapatilla a través de las calas y chocles y verificar que tu rodilla dibuje una ligera flexión.

Como puedes ver, es un procedimiento fácil y sencillo que puedes hacer en cualquier lugar sin necesidad de utilizar ningún elemento extra. Hazlo ahora mismo para que logres mayor comodidad y viajes mucho más tranquilo sin riesgo de sufrir dolores o lesiones.

Recuerda que antes de hacer este proceso debes haber elegido una talla de cuadro que tenga relación directa con tus medidas corporales, de lo contrario, será mucho más difícil configurar la bici.

Si quieres lograr medidas mucho más precisas, te recomendamos realizarte un estudio biomecánico.

 

 

 

La imagen de cabezote es cortesía de Noticiclismo. 
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *