¿Cada cuánto cambiar el líquido de frenos de una bicicleta y cómo hacerlo?

¿Cada cuánto cambiar el líquido de frenos de una bicicleta y cómo hacerlo?

 

Los frenos hidráulicos, cuentan con un sistema cerrado formado por palancas de freno, las cuales empujan el líquido de un depósito a través de una manguera para mover los pistones de una pinza. Sin embargo, para que funcionen de manera adecuada el líquido requiere de mantenimiento y revisión.

 

Los frenos de la bicicleta son una de las zonas más importantes de todo el sistema, te permiten disminuir la velocidad o detenerte en cualquier momento. Por eso, no debes esperar a que el líquido de frenos pierda eficiencia, a veces puede introducirse aire al circuito hidráulico lo que forma burbujas, así como la temperatura puede incidir en su desempeño. Eso sin mencionar, que con dos cambios de las pastillas de freno ya es recomendable sustituir todo el líquido.

 

Revisa periódicamente el estado del sistema y evita accidentes

 

¿Cada cuánto cambiar el líquido de frenos de una bicicleta y cómo hacerlo?

Las pastillas de freno son uno de los componentes más importantes, revisa su superficie de abrasión y recuerda que el límite de desgaste por lo general no debe ser inferior a los 0.5mm. Imagen: Pedália.

 

Recomendado: 5 problemas mecánicos que puedes evitar ajustando los cambios

 

No dejes pasar los meses sin revisar el estado de los frenos

 

El buen funcionamiento del sistema, depende en parte de las altas temperaturas, la humedad, del uso, o de la falta de la falta del mismo. Por eso, se recomienda purgar anualmente ¡y lo mejor! puedes hacerlo en casa, solo necesitarás el kit del fabricante de tu bicicleta y un paño limpio y seco.

 

Identifica el tipo de líquido que utiliza tu bicicleta

 

Existen dos tipos mineral y sintético, son incompatibles, por lo que será indispensable que estés completamente seguro de él, además si no usas el indicado perderás la garantía y puedes perder eficiencia de frenado. En esta entrada nos vamos a centrar en el sistema de freno de la compañía SRAM. 

 

  1. Desmonta las pastillas de freno y la rueda delantera, así evitarás que la primera zona pueda contaminarse, luego identifica la ubicación del acceso de deposito del líquido, puedes encontrarlo en el manillar cerca de las palancas de freno.
  2. Con la maneta de freno en posición horizontal, coloca el separador que viene en el kit en la pinza de freno, seguidamente abre el tornillo de purgado.
  3. Prepara una de las jeringas del kit con el líquido y enróscala en el purgador, seguidamente conecta la jeringa vacía en el acceso del depósito del líquido, es allí donde quedará el componente antiguo.

 

Comienza a purgar los frenos

 

  1. Acciona el émbolo de la jeringa llena del líquido, de manera pausada y con cuidado, te recomendamos mientras lo haces dar leves toques al cableado, al manillar y a la pinza de esta manera el líquido recorrerá el sistema eficientemente y evitarás el aire.
  2. Notarás cómo poco a poco, la jeringa de la parte superior o del manillar se va llenando del componente ya gastado, suele ser de un aspecto más turbio y puedes incluso ver las burbujas de aire
  3. Desenrosca ambas jeringas, teniendo en cuenta cerrar primero las pinzas de paso, verifica con las palancas de freno que esté funcionando correctamente todo el sistema, en ocasiones pueden quedar pequeñas burbujas que se pueden sacar accionando la palanca de fondo y soltándola de manera rápida.
  4. Ubica con el tornillo superior y seca el exceso posible de líquido con un paño limpio, retira el separador y limpia la zona donde se ubican las pastillas, en caso de estar contaminadas son el primer causante de la pérdida de eficiencia en el sistema, te recomendamos utilizar un desengrasante y el paño.

 

Coloca nuevamente las pastillas (puede ser la oportunidad perfecta para revisarlas), la rueda y disfruta de un sistema de freno renovado y potente. En una próxima entrada nos centraremos en los frenos de la compañía SHIMANO.

 

¡A PEDALEAR!

 

La imagen de cabezote es cortesía de: Tuvalum.
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *