Las capacidades motoras necesarias en un ciclista – Profesora Elisa Lapenta

Por la profesora Elisa Lapenta. (*)

 

CONCEPTOS

Las capacidades motoras

En mi primer entrega a los lectores de Mundo Bici,  (ver aquí) les hablé de la resistencia. Cerramos este capitulo referido a las capacidades motoras explicando cuales el resto de ellas, es decir fuerza, flexibilidad, coordinación y velocidad.

 

Fuerza

La fuerza es la capacidad para vencer o contrapesar una resistencia (un peso) mediante la actividad muscular. El entrenamiento busca desarrollar sus diferentes cualidades:

– Incrementar la masa muscular.

– Reforzar los tejidos conjuntivos y de apoyo.

– Mejorar la constitución corporal.

Todo esto, sin olvidar jamás la óptima relación entre fuerza y técnica deportiva.

La fuerza puede manifestarse en un régimen isométrico (o estático) del trabajo muscular, que se da durante la tensión, cuando los músculos no varían su longitud. O bien en un régimen isotónico (o dinámico) cuando la tensión provoca un cambio de longitud de los músculos. Los trabajos isotónicos concéntricos son aquellos en los que disminuye la longitud –es decir se acercan las inserciones musculares-, mientras que los excéntricos son aquellos en los que se alejan las inserciones.

Existen tres tipos de fuerza: fuerza máxima, fuerza velocidad y fuerza resistencia.

La fuerza máxima supone las posibilidades máximas del deportista con contracción muscular voluntaria. Se distingue de la fuerza absoluta por reflejar esta última las posibilidades de reserva del sistema neuromuscular. Esta se da de manera involuntaria, ya sea mediante electroestimulación o por la reacción ante una situación extrema (el ejemplo de la mamá que puede levantar un auto tratando de salvar a su hijo).

La fuerza velocidad es la capacidad del sistema neuromuscular para manifestar elevados índices de fuerza en el menor tiempo posible.

La fuerza resistencia, por su parte, es la capacidad de mantener índices elevados de fuerza durante el mayor tiempo posible.

 

 

 

Flexibilidad

Esta capacidad comprende componentes morfofuncionales del aparato locomotor que determinan la mayor o menor amplitud de los movimientos del deportista.

La carencia de flexibilidad puede complicar la asimilación de hábitos motores, a la vez que limitar los niveles de fuerza, velocidad o resistencia. Casualmente, este año estoy siendo tutora de una tesis de dos profesores que están investigando la incidencia de la flexibilidad de la articulación coxofemoral y tibiotarsiana sobre el rendimiento de un ciclista en los 20 kilómetros contrarreloj y en el kilómetro con partida detenida.

De las cinco capacidades motoras, la flexibilidad es la que más lento se gana y la que más rápido se pierde. Por ejemplo, para mejorar en un 10% la amplitud de movimiento de la articulación coxofemoral se necesitan entre 40 y 60 sesiones de media hora cada una, mientras que lo adquirido se pierde en tal solo una semana de no ejercitarlo.

 

 

Image result for tom dumoulin tt giro

 

 

Coordinación

Es la capacidad de la ejecución óptima de las diferentes acciones motoras. Es de las más complejas, ya que inciden sobre ella infinidad de variables, tales como la memoria motriz, la coordinación intra e intermuscular, las funciones del sistema sensorial, los analizadores ópticos, la capacidad del deportista de diferenciar, anticipar o resolver, las capacidades de equilibrio, el sentido rítmico o la ubicación espacial.

Pero sin lugar a dudas, un deportista coordinado corre con ventajas a la hora de practicar cualquier deporte. Se sabe que la técnica es la “madre de la eficacia”, que una técnica pulida depende pura y exclusivamente de una coordinación óptimamente entrenada.

 

 

Image result for movistar ttt

 

Velocidad

Es la capacidad de ejecutar las acciones motoras en el menor tiempo posible. De las cinco capacidades se dice que es la “menos perfectible”, ya que su mejora se da gracias a la adaptación del aparato motor a cientos de condiciones para adquirir una coordinación muscular adecuada que permita utilizar todas las posibilidades del sistema neuromuscular.

No sólo se trata de entrenar el metabolismo, sino también, y ante todo, la capacidad del sistema nervioso de transmitir el impulso a la musculatura implicada en el movimiento específico en cuestión.

 

 

 

(*) Elisa Lapenta es entrenadora especialista en deportes cíclicos de media y larga duración

elisalapentah3o@hotmail.com

Facebook:  https://www.facebook.com/H3osports/

Producción periodística: Sergio González Ramos

 

Comentarios

Una respuesta a “Las capacidades motoras necesarias en un ciclista – Profesora Elisa Lapenta”

  1. Roberto Orlando dice:

    Muy buena explicación. Claro y conciso. Me gustaría tener material para leer y poder entrenar .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.