Cerveza y ciclismo

¿Qué tanta cerveza podemos tomar después de una salida en bicicleta?

Muchos aficionados al ciclismo tienen la vieja costumbre de rematar sus rutas en bicicleta con una cerveza bien fría después de entrenar.

 

Este tipo de bebida, que en otros escenarios podría ser una muy buena opción para hidratar, ayuda a mejorar el reabastecimiento de glucógeno muscular después de una intensa jornada de pedaleo gracias a los carbohidratos de alto índice glucémico que contiene el líquido.

 

Cerveza en el ciclismo

Nada mal una ‘polita’ en la ruta. Imagen: Bicics

 

Recomendado: ¿Por qué no debes salir a montar bici después de una noche de alcohol?

 

Sin embargo, el problema aparece cuando a esa cerveza le añadimos alcohol. Es bien sabido por todos que el consumo de varias dosis de alcohol durante el ejercicio físico puede afectar notablemente el rendimiento de cualquier deportista. Pese a esto, algunos expertos aseguran que por sus propiedades antioxidantes la cerveza puede ser ingerida después de rodar. Las opiniones están dividas y el debate sobre sus verdaderos beneficios sigue abierto.

Más allá de los mitos y la diversidad de teorías científicas sobre la cerveza y el ciclismo, vamos a recopilar algunas consideraciones importantes sobre la posibilidad de incluir alcohol en nuestros entrenamientos.

Para esto vamos a abrir la siguiente pregunta:

 

¿Tomar cerveza después de montar en bici ayuda a la rehidratación?

 

Esta bebida no debe ser la prioridad

 

Cómo complementar la ruta con una buena comida

Complementar el entrenamiento con una buena alimentación es clave para mantener el nivel. Imagen: Mountainbike

 

Después de una larga sesión de pedaleo se hace necesario hacer una buena reposición de líquidos para mantener estable los niveles de hidratación en el cuerpo. En este punto muchos ciclistas fallan porque una vez terminan sus recorridos se reúnen a compartir la popular “jarrita de cerveza”. Después de la práctica deportiva cada uno de los pedalistas debe concentrarse en recuperar a través de la ingesta de alimentos ricos en proteínas y carbohidratos y bebidas isotónicas y agua.

El objetivo es calmar la sed con este tipo de bebidas y no con cerveza como hacen algunos.

 

Efecto diurético

 

Si el objetivo es rehidratar el organismo después del desgaste lo mejor será evitar beber cerveza. Esta bebida tiene un efecto diurético que estimula la concentración de líquidos en las vías urinarias y por ende nos obliga a ir al baño constantemente. Expulsar más líquido cuando necesitamos rehidratar no suele ser muy coherente.

 

Cerveza con alcohol vs cerveza sin alcohol

 

Mucho ciclistas aficionados deciden salir a rodar siempre y cuando el premio al final de la montaña sea una “rondita de polas” con los amigos de la ruta. Una cerveza no afectará la hidratación siempre y cuando se respeten los límites de consumo moderado.

Algunos expertos estiman que el consumo moderado en hombres se da cuando éstos no superan el límite de dos cervezas (máximo 660 cc de cerveza equivalentes a dos botellas de tamaño personal), mientras que las mujeres registran un consumo adecuado cuando no superan el límite de una sola bebida (máximo 330 cc de cerveza equivalente a una botella de tamaño personal).

 

¡No abuses! respeta los límites de consumo 

 

Cuánta cerveza ingerir en la ruta

Un buen vaso de cerveza es el trofeo más preciado de algunos deportistas no competitivos. Imagen: Bicics.

 

Lea también: 6 consejos alimenticios para recuperar luego de una dura montada

 

Como mencionábamos al inicio de este artículo, los carbohidratos de alto índice glucémico que contiene este líquido ayudan a mejorar el reabastecimiento de glucógeno muscular y la cebada, que también está presente en la cerveza, nos permitirá reponer los carbohidratos perdidos durante el entrenamiento en bicicleta.

Sin embargo, si ya alcanzaste el límite permitido y quieres seguir bebiendo luego de haber completado el trayecto en bici deberás seguir tomando cerveza sin alcohol. Recuerda que si excedes la cantidad mínima de consumo moderado el cuerpo empezará a deshidratarse y aumentarán los riesgos de lesiones, reducción de la coordinación y afectación del sistema nervioso.

¿Qué tal una jarrita de cerveza después de entrenar? si tu relación con el ciclismo es de tipo aficionado no dudes en tomar la cantidad recomendada para no afectar tu rendimiento en las carreteras.

Si por el contrario, tu relación con el ciclismo es de tipo competitivo trata de evitar este tipo de bebidas y complementa tus rutinas con líquidos y alimentos exentos de alcohol.

Lo anterior son consejos generales que puedes aplicar en cada una de tus salidas. Recuerda que no es la verdad absoluta y que la decisión de beber o no beber cerveza en la ruta es una opción libre y voluntaria.

¡A RODAR!

 

 

La imagen de cabezote es propiedad de CervebelBlog

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *