El ciclista de 58 años que terminó un Ironman, haciendo 180 kms en una FatBike

Los eventos Ironman son reconocidos a nivel mundial por el alto grado de exigencia que cada una de sus carreras tiene para los triatletas participantes. Sus 180 kilómetros sobre la bicicleta son decisivos durante la carrera, y según muchos, es la parte más exigente. Sin embargo, Kevin Emge los completó sobre una FatBike.

 

Cuando el atleta de 58 años terminó los 4 kilómetros de nado y se dirigió a la zona de transición, la gente alrededor se vio altamente sorprendida cuando Kevin salió montado en una FatBike acondicionada con barras de triatlón y almacenamiento de comida, llevando el ciclismo Ironman a otro nivel.

Fueron en total 7 horas y 12 minutos las que Kevin tuvo que lidiar no solo contra sus llantas anchas sino también contra más de 2.000 ciclistas. Al bajarse de la bicicleta, su GPS le mostraba una velocidad promedio de 25 km/h que increíblemente lo ubicaba en la posición 1.854 de los 2.671 participantes.

 

Relacionado: El japonés Hiromu Inada de 84 años, se convirtió en la persona con más edad en terminar un Ironman.

 

Seguramente se imaginarán que para poder lograr esta hazaña se debe tener una preparación adecuada. Bueno, Kevin comenzó a correr Ironman desde 2001 y desde aquel entonces ha logrado 9 medallas en las diferentes categorías corridas. Kevin asegura que sus estado físico y preparación se lo debe al frio invierno en el que entrena. Vive en Iowa, por lo que tiene largos periodos de invierno en los que aprovecha para rodar.

 

kevin emge ironman fatbike

 

 

En entrevista con el portal Bicycling, Kevin dio más detalles sobre lo que fue su participación en el que asegura que es el Ironman más extremo en el que ha participado.

 

¿De dónde provino la idea de usar una bicicleta FatBike?

Alguna vez creí haber visto una Fatbike en la parrilla de salida del Ironman de Wisconsin. Por supuesto, esto hizo que mi mente empezara a trabajar. Estaba buscando algo diferente. Había terminado nueve de nueve Ironmans que había entrado y quería un reto adicional. Así que compré una bici barata de neumáticos gordos que pesaba más de 32 kilos y comencé a entrenar para el Ironman de Texas. Luego me enteré que la persona de esa bici no terminó.

 

¿Cómo fue la experiencia? ¿Lo intentarías de nuevo?

Para la parte en bicicleta tenía un tiempo estimado de diez horas y media. Logré hacerlo en menos de 8 horas por lo que me sentí muy contento. Sin embargo, hasta el día siguiente, me di cuenta que mi tiempo total (17:10:50) estaba por fuera de lo permitido (10 minutos más de lo permitido), calificando como fuera del límite permitido. Inmediatamente fui y devolví la medalla. Querían que la tuviera por haber terminado el Ironman, pero no lo hice por una medalla, lo hice por retarme a mí mismo. Igualmente ya tenía otras nueve medallas en casa (risas). Por supuesto que es una experiencia que vuelvo a repetir. El próximo año lo intentaré de nuevo.

 

 

 

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.