¡Cuidado ciclista! puedes estar padeciendo el Síndrome del túnel carpiano sin saberlo

¡Cuidado ciclista! puedes estar padeciendo el Síndrome del túnel carpiano, sin saberlo

El síndrome del túnel carpiano, es una afección que ocurre en la zona de la muñeca, donde el nervio mediano próximo a la mano se comprime. Se relaciona directamente con inflamación y presiones anormales y puede producir entumecimiento, hormigueo y dolores progresivos.

 

Cuando montamos en bicicleta, sin una correcta configuración de la máquina, es común que se experimenten incomodidades, como dolencias en los dedos de las manos u hormigueo. Sin embargo, cuando estos síntomas persisten y se agravan, puede tratarse del síndrome del túnel carpiano, un padecimiento muy común en los ciclistas que apoyan incorrectamente las manos sobre el manillar y ejercen una presión excesiva en el nervio. Por eso, te traemos a continuación algunos de sus síntomas más comunes.

 

Cuida la posición de tus manos sobre el manillar y previene dolencias

 

¡Cuidado ciclista! puedes estar padeciendo el Síndrome del túnel carpiano sin saberlo

Utilizar guantes cuando montes en bicicleta puede incluso disminuir tensiones, esto se debe a sus materiales acolchados ubicados estratégicamente sobre las zonas de las palmas y los nudillos. Imagen: Weekend.com.

 

Recomendado: ¿Cómo calcular el ancho del manillar de tu MTB?

 

Si antes, después de una jornada en tu bicicleta, en las noches y posteriormente durante todo el día estás experimentando síntomas como adormecimiento, hormigueo, dolor, pérdida de sensibilidad, dificultad para realizar pinza, disminución del tiempo de reacción o incomodidad en los dedos, puedes estar padeciendo del STC, sin saberlo. Sin embargo, no debes alarmarte, existen diferentes soluciones para poder corregir estos molestos síntomas.

 

¿Qué debes hacer si sientes dolores recurrentes en tus muñecas o manos?

 

Como te hemos recomendado en entradas anteriores, la mejor manera de evitar distintos padecimientos, es por medio de un estudio biomecánico como el Bikefitting, en el que analizarán las modificaciones a la máquina, partiendo de tus medidas físicas, probablemente corrijan  la altura del manillar, el ancho del mismo o tu técnica de agarre.

En un caso más delicado, podría ser un asunto que no se corrija simplemente con una correcta configuración de la bicicleta, y es allí donde debe recurrirse a otro tipo de tratamientos como férula, fisioterapia, infiltraciones con corticoides, ultrasonido , radiofrecuencia, o en el caso más avanzado una cirugía, la cual consiste en aliviar la compresión del nervio medio antes de que ocurran daños mayores.

 

Recomendaciones

 

Revisa la posición del sillín

 

Te recomendamos siempre conservarlo en posición horizontal, de esta manera liberarás tensiones y parte de la fuerza que suele concentrarse en zonas como la espalda y las manos.

 

Utiliza guantes

 

La superficie de apoyo de estos elementos hace que se reduzca significativamente la probabilidad de sufrir problemas en las articulaciones, amortiguan el agarre del manillar y absorben parte de las vibraciones del terreno. 

 

Cuida la postura

 

Busca conducir de una forma cómoda y aerodinámica, en la que tengas los codos ligeramente doblados y apoyes toda la superficie de la mano en el manillar, así podrás distribuir el peso en la parte central e inferior del cuerpo y evitar sobrecargas en tus extremidades superiores

Finalmente, te aconsejamos ajustar el ángulo de las palancas de frenos hasta que logres una posición natural, así mismo es primordial que varíes la posición de agarre del manillar constantemente, así podrás disfrutar de mayor comodidad en tus aventuras y liberarás tensiones. No olvides consultar con un especialista si las dolencias persisten.

 

¡A ENTRENAR!

 

La imagen de cabezote es cortesía de: PEDALIA.
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.