7 cosas que debes hacer después de cada montada en la lluvia

Montar bajo la lluvia puede ser muy divertido: Te sientes como un niño pequeño jugando con los charcos de agua, mientras todos están dentro cuidándose en la casa, tu estas afuera acumulando kilómetros.  Esto es divertido en todos los niveles, hasta que llegas a tu casa y te toca limpiar todo.

 

Para evitar todos los problemas que puedan pasar; bicicletas dañadas o ropa manchada sigue estas reglas para tener más cuidado después de una larga montada bajo la lluvia.

 

Limpia tu bicicleta

 

Hay una razón por la cual los ciclistas limpian su bicicleta inmediatamente se bajan de ella. Dejar la bicicleta llena de barro sólo significa más trabajo más tarde. Mientras que tu bicicleta está mojada, por lo menos rocíala con agua para quitar la suciedad y que luego esta no se seque y  se endurezca.  Esto hace más fácil hacer un lavado de bicicleta más profundo más adelante si no vas a lavarla de inmediato

 

montada en la lluvia

 

Incluso si tu montada fue en la carretera, límpiala con una manguera, pues seguramente tu bicicleta tendrá una cantidad considerable de suciedad. “Una manguera de jardín está bien, pero la bicicleta puede resistir el impulso de usar una lavadora eléctrica”, dice el presidente de Showers Pass y el experto en lluvias Kyle Ranson.
“En las manos equivocadas esto puede causar todo tipo de daño a la bicicleta y sus partes, pero bien manejado, te entregará limpieza inmediata.

 

Quítate la ropa/ uniforme lo antes posible

 

Los días de lluvia pueden ser divertidos, pero un uniforme mojado no lo es. Entre la lluvia, el algodón de la ropa y el sudor, se puede crear un vivero bacteriano en los pantalones y se queremos alejarnos de él lo antes posible. Limpio y seco Es la forma más fácil de prevenir las heridas en la silla de montar, y nadie quiere eso.

 

Si te gusta la aventura y la naturaleza en bici, el cicloturismo es para ti. Descubre qué debes tener en cuenta si quieres comenzar a viajar en bicicleta.

 

Haz un pre-lavado de tu ropa

 

Si vas a darle un juagón con manguera a tu bicicleta, puedes aprovechar para darle un pasón a tu ropa exterior como la camisa por ejemplo, antes de echarla a la lavadora. La suciedad es un abrasivo y en la lavadora puede ir dañando la ropa.

Hacer que una mancha negra salga de tu ropa blanca puede ser complicado, y una vez que fije, es probablemente imposible. Así que después de rociarla, pre-trata inmediatamente con un detergente líquido suave y deja que el tratamiento se hunda antes de lanzarlo en la lavadora. “Trata de no dejar que el barro se seque, es cuando ocurre la tinción”, sugiere Kyle Ranson, el presidente de Showers Pass.

 

montada en la lluvia

 

Lava bien

 

El lavado de nuestros implementos de ciclismo correctamente puede extender la vida y la utilidad de una chaqueta o pantalones por mucho, así que presta atención a las instrucciones de cuidado. La ropa impermeable, la podemos lavar en frio en la lavadora.  La exposición al calor puede derretir la cinta de costura y dañar la membrana impermeable. Si tu chaqueta de lluvia no está demasiado sucia, puedes saltarte el lavado en lavadora por completo y sólo rocearla con la manguera para evitar el uso del ciclo de centrifugado.

 

Dale a la cadena de tu bicicleta algo de amor

 

De todas las piezas de la bicicleta, la cadena posiblemente lleva la mayor paliza en un paseo lluvioso, por lo que darle cierta atención será bueno. Después de haber rociado toda la bicicleta, toma un minuto para, al menos, rápidamente cepillar toda la cadena para quitarle algo de barro, luego limpia todo lo que no se oxida. Antes de salir en tu próximo viaje, asegúrate de lubricar la cadena.

 

montada en la lluvia

 

Secar las cosas pequeñas

 

Ya tuviste mucho cuidado con tu bicicleta y tu kit, pero por eso, no debes descuidar las cosas pequeñas: Tus zapatillas y tu casco. Rocía los zapatos con la manguera si han conseguido ensuciarse, y dales un lavado rápido. Una vez más, es más fácil de limpiar mientras están húmedos frente a esperar hasta que se hayan secado. “Encuentra un buen lugar colgante sobre un respiradero de calefacción o un radiador para secar los zapatos y la ropa”, dice Ranson. Los puedes rellenar con periódico y ponerlos en un lugar caliente para que se sequen más rápido.

En cuanto a tu casco, asegúrate de que las almohadillas en el interior estén limpias, y dejarlo en algún lugar caliente donde las almohadillas y las correas se pueden secar. Es una cosa menor, pero es bastante desagradable ponerse en un casco frío y empapado la próxima vez que vayas a montar. Si montas mucho en la lluvia, un secador también puede ser una inversión que vale la pena.

 

 

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *