Desgaste del disco

Cuatro pistas que te indicarán cuándo debes cambiar los discos de freno

¡Atención bikers y ruteros! el uso de frenos de disco sigue aumentando en varias de las modalidades más populares del ciclismo. Sin embargo, no podemos ignorar que al igual que otros componentes de la bici, los discos también sufren desgaste y daños que podrían afectar la potencia de frenado y la sensación de seguridad en nuestros recorridos.

 

Es muy común pensar que por la dureza del material con el que son fabricados, los discos nunca sufrirán ningún tipo de daño o no haya necesidad de cambiarlos por unos nuevos.

Si bien un uso adecuado favorece la vida útil del disco, un mal mantenimiento provocaría un desgaste o deformación que podría poner en riesgo nuestra seguridad sobre la bicicleta.

 

Recomendado: Cinco consejos para evitar el sobrecalentamiento de los frenos de tu bicicleta

 

Cuándo cambiar los discos de freno

Revisa el estado actual de los discos. Imagen: Bicicletas Cloot Bike

 

Si eres de los aficionados que lleva mucho tiempo pedaleando con los mismos discos y nunca has evaluado su estado actual, es momento de que te bajes de la bici para que identifiques posibles daños.

A continuación, te presentamos cuatros síntomas comunes que indican que el disco se está deteriorando. Si tu freno de disco presenta estos síntomas lo mejor será que contemples la posibilidad de cambiarlo por uno nuevo.

 

Disminución del grosor

 

Desgaste discos de freno

Determina la perdida de grosor del disco. Imagen: captura de pantalla de Mundo Mammoth

 

Para determinar la disminución del grosor es necesario observar muy bien la textura de la superficie del disco. Por lo general, se dice que hay disminución cuando en la zona de los radios o la famosa pista de frenado se genera un escalón con respecto a la parte central del disco.

Este problema es más común de lo que crees y se produce por la fricción entre la superficie del disco y las pastillas de freno. Ten en cuenta que la mayoría de fabricantes desarrollan prototipos de disco con un grosor recomendado entre 1,8 y 2 mm que garantizan un frenado eficiente.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el uso frecuente de los frenos y el sobrecalentamiento, los discos terminan perdiendo entre 1 y 1,5 mm, lo que terminará indicándonos la necesidad de cambiarlos por unos nuevos.

 

Deformación

 

Desgaste disco

Una herramienta como un util te podrá ayudar a enderezar el disco en caso de deformaciones leves. Imagen: Bikes World

 

Es importante que tengas en cuenta que un disco se puede deformar debido al sobrecalentamiento o los duros golpes. Dicha deformación supone una reducción en la eficiencia de frenado, perdida de rendimiento y un rozamiento constante con las pastillas de freno, lo que genera molestos chillidos cada vez que la llanta va rodando.

Si examinas el disco y notas que la deformación es leve puedes corregir el daño con un util para eliminar el molesto chillido y enderezar el disco. Si, por el contrario, la deformación es excesiva tendrás que instalar un disco de freno nuevo.

 

Cambio de color

 

Desgaste disco de freno

Mantén el disco en perfecto estado con recomendaciones básicas de limpieza. Imagen: captura de Shimano Latin America

 

El cambio de color indica que tus discos de freno se han venido quemando progresivamente. El quemado en los discos es producido por el sobrecalentamiento, el cual provoca que varias zonas del disco se oscurezcan y por ende pierdan la potencia de frenado, generen molestos chillidos y en algunos casos provoque la desintegración del material.

Es muy importante que hagas una limpieza constante al disco de freno para evitar que este tipo de afectaciones tomen ventaja y terminen dañando por completo la superficie.

 

Surcos o rayones

 

La fricción constante entre las pastillas de freno y el disco pueden provocar surcos o rayones en la superficie. Lo más importante es que las gomas que se instalan en las pastillas estén en perfecto estado para evitar que la base metálica raye el disco en exceso.

 

Lea también: ¿Cuánto peso pierden los ciclistas en el Tour de France?

 

Evita sobrecalentamiento

Procura que las gomas de las pastillas estén en perfecto estado para evitar rayaduras. Imagen: ruedasgordas

 

Estas recomendaciones te ayudarán a saber en qué momento es necesario cambiar los discos del freno. Recuerda que en el mercado de bicis existen varios modelos y tipos de disco; sin embargo, la prevención para cualquiera que sea el modelo es la misma.

No olvides revisar tus discos, identificar los síntomas y determinar si es necesario renovarlos. ¡A PEDALEAR!

 

 

 

Aviso sobre derechos de autor y propiedad intelectual: las imágenes que acompañan el articulo no son propiedad de Mundo Bici. Cada una de las fotografías especifica el lugar del cual fueron tomadas. La imagen de cabezote es cortesía del sitio Mecánica de Bicicletas/ La información presentada en el articulo toma como fuente el portal Mundo Mammoth

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *