¿Por qué todos se juntan al mismo tiempo y en el mismo lugar?

Los patrones de tráfico son algo interesante, especialmente para observar en carreteras del campo, solas y silenciosas. Allí, cada encuentro se torna en un acontecimiento vehicular.

 

Existe un fenómeno curioso referido como Ley de Convergencia. Fíjate si alguna vez has realizado algo como lo siguiente:

 

Es un día silencioso. Estás pedaleando por algún camino en el campo. N0 has visto ningún vehículo desde hace varios kilómetros.

 

A lo largo de esa carretera vacía no paras de pedalear, hasta que finalmente notas que hay algo adelante: Hay una van de entregas estacionada en la vía, tapando así casi todo un carril. Esto no te afecta puesto que tu vas en la dirección opuesta al carril del camión.

 

Luego comienzo a ver un punto en la distancia. Este se hace cada vez más grande. ¡Otro ciclista! Apenas puedes ver su figura a la distancia, viniendo en la dirección opuesta a ti, eso significa que se acerca por el lado donde está parada la van.

 

Mientras te concentras en el ciclista a ver si puedes reconocerlo, ves un vehículo más allá de la van y del ciclista.

 

Lee también Patios, un laboratorio para convivir en la vía

 

Apenas está apareciendo bien la silueta cuando comienzas a escuchar un ruido detrás de ti. Es un auto. Cada vez lo oyes más fuerte. ¡Es increíble que esa carretera vacía se haya convertido en una fiesta en tan poco tiempo!

 

Mientras sigues pedaleando, el sonido del carro de atrás aumenta. El ciclista que viene hacia ti crece más visible al igual que el auto que está después. Y justo cuando te estás acercando a la van que está parada, piensas en lo que está pronto de pasar: ¡Todos se están aproximando al camión justo al mismo tiempo!

 

 

Esto por decir que el auto que viene detrás de ti te alcanzará al mismo tiempo en que el del frente va a hacerlo con la otra bici. Ambos pares se encontrarán pasando el único carril al lado de la van al mismo tiempo. 

 

Cuando te das cuenta de esto, tratas de tomar medidas para evitar el embotellamiento. Bajas la velocidad para que el auto se te sobrepase antes de llegar al punto difícil, pero es como si todos estos esfuerzos lo único que hicieran es potenciar lo inevitable. 

 

Quedan todos atrapados. Allí es el punto en el que deben solucionar el problema. Las bicicletas se cruzan y luego un carro deja pasar primero al otro.

 

Lee también Qué es VO2Max y cómo mejorarlo

 

Ahora la pregunta es: ¿Cómo pudo pasar que 4 vehículos solos, viajando en una carretera desolada, logran cruzarse los caminos no solo al mismo tiempo sino justo en frente del único obstáculo del trayecto?

 

Puede ser una coincidencia, excepto porque ha pasado ya en diversas ocasiones. La causa puede ser un tipo de fijación con un objetivo. Con la rara presencia de otros en una calzada vacía, todas las partes de manera natural tendrán una conciencia aumentada del otro, así como del vehículo inmóvil.

 

Irónicamente, esta conciencia puede, de manera inconsciente, obligarlos a “juntarse” aún cuando todos están tratando de evitar un embotellamiento.

 

Es un instinto social inherente al ser humano. Nos quejamos siempre de la congestión, aunque en realidad somos nosotros los que la buscamos, cuando nos privan de ello completamente.

 

Lovelybicycle 

 

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *