Ladrones de bicicletas en la ciudad: ¿Los reconoces?

Escrito por: Anónimo

 

Los ladrones de bicicletas pueden estar en cualquier parte. Lo importante es saber reconocerlos para no caer en sus garras y ser engañados por ellos… Aquí van varias mini historias de cuasi robos escritas por personas del común que te ayudarán a tener más cuidado cuando montas y no confiar en extraños.

 

Historia #1 – El paisa

 

Una vez en la ciclovía de la 7ma, entre la 142 y 147 más o menos, me encontré un tipo con una MTB blanca, ORBEA con letras cafés.

 

El tipo con acento paisa [de Medellín], o imitándolo, se hacía el que no conocía bien Bogotá. Así que se acercó preguntado esta estupidez:

 

Perdón… ¿aquí en la ciclovía donde hay subidas buenas?

A lo que le dije: Aquí en la ciclovía no hay, si quiere subidas vaya a la vía a la Calera.

Me preguntó: ¿Cuantos Kilómetros son? ¿Es peligroso por los vehículos?

Le contesté lo que yo sabía y me vio un poco hostil y de afán entonces creo que abortó la misión.

Lee también Ley para los ciclistas: Una ley utópica

 Reconocer a un ladrón de bicicletas

 

Historia #2 – El “invitador”

 

Un día, yendo por la ciclovía hacia el centro de Bogotá, un muchacho en una MTB GW, con su indumentaria completa, me pregunta: ¿Aquí en la zona hay centros de alto rendimiento?

Le digo: No, no sé.

Y empieza a hacerme la charla.

Pensé: ¡Ay Dios mío! Otra vez.

Me dice que hace parte de deportistas o algo así. Me pregunta que si quiero hacer parte, o me interesa, algo relacionado con alto rendimiento.

A lo que de una le dije hostilmente: NO gracias. De una vez lo corté.

Me contestó: De nada.

 

Historia #3 – El vendedor

 

Esta fue el domingo 6 de Noviembre, en la ciclovía por el sector de Chapinero, sentido sur norte.

De esas veces que va uno pedaleando y se saluda con el del al lado solo por cortesía o por la situación. Entonces me saluda otro presunto ladrón, esta vez en una TREK Marlin 7 modelo 2015 o 2016, negra con azul. Tenía la pinta completa, pero que esta vez el tipo llevaba guantes y gafas. Y empezó la misma charla:

 

¿Qué rutina hace? ¿De dónde viene para dónde va? ¿Cuánto se demora?

 

Hablamos de la Calera y de la vuelta por Sopó, entre otras.

 

Me dijo: ¿Cuándo salimos en grupo?

Yo pensé: Ya sé por dónde va el asunto.

 

Seguimos hablando y nos presentamos. Esta vez creo que se llamaba Oscar o algo así. Entonces empezó con la joda de que tenía una moto BMW. Jajaja con semejante cara de guiso. Que tenía tienda en San Andresito y que vendía toda clase de indumentaria, chaquetas rompe vientos y todo eso.

 

Yo ando sin casco, y sin nada de eso. Monto en cicla desde los 7 años y ahora de viejo no me voy a poner casco y menos esos pantalones apretados.

 

Yo ya sabía cómo era la vuelta. Me siguió insistiendo que cuándo salíamos, que cómo hacíamos.

 

Le dije: Pues deme su teléfono o su correo electrónico o si tiene una tarjeta de su tienda.

 

Paramos y sacó su billetera. Yo veía que medio temblaba y se hacía el que buscaba en su billetera y no encontró tarjetas.

 

Así que me dijo: Es que yo vivo allí, ¡vamos y entro a mi casa que tengo la tarjeta.

Le dije: NA.

Insiste el hombre: No sea creído, ¡vamos!

 

Arranqué, me fui rápido y lo deje ahí. No vuelvo a tentar la suerte, qué tal saquen un arma de fuego.

 

Richard Gash, 1st Brigade Special Troops Battalion, Camp Hovey, runs alone at the front of the pack leading toward Schoonover Bowl and the trail on the land navigation course during the Warrior Country 10-Kilometer Mountain Bike Invitational Challenge on Casey Garrison and Camp Hovey Aug. 7. Gash finished in 26:34 - the best time of the day - slightly more than one minute ahead of Nathan Stahl, Headquarters and Services Company, 602nd Aviation Support Battalion, Humphreys Garrison. - Courtesy photo by Jeffrey Rivers

 

Historia #4 – Precavido

 

Dos veces me han hablado personajes montados en buenas bicicletas MTB SCOTT Aspect y GW de ruta, pero no sé con qué intenciones, así que los corto y desvío mi camino.

 

Solo gracias a Dios sigo con la bicicleta. Pienso que es una organización criminal, mafias así como las hay del robo de celulares, de carros y de motos. Pero las autoridades son muy pasivas en cuánto al robo de bicicletas.

 

Lástima no tener una GoPro para registrarlos en cámara. La próxima vez saco el celular y los grabo y los reporto en las redes sociales. No se deje sacar del camino.

 

 

CONSEJOS PARA CICLISTAS

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *