¿Por qué algunos ciclistas se ponían lechuga en la cabeza para correr las etapas?

¿Por qué algunos ciclistas se ponían lechuga en la cabeza para correr las etapas?

Hace varios años algunos corredores del pelotón ponían hojas de lechuga entre su cabeza y el casco porque consideraban que ese era un buen truco para combatir el intenso calor. 

 

El ciclismo de carretera está lleno de historias fantásticas que han pasado de generación en generación. Hace varios años, cuando los ciclistas competían en bicicletas de acero y el casco no era obligatorio para correr las grandes competencias de la UCI, algunos miembros del pelotón acudían a una vieja técnica para burlar el intenso calor que azotaba las etapas.

Si bien ahora todos los participantes de una gran vuelta deben portar el casco para proteger su cabeza de los accidentes, no siempre fue así. Antes del año 2003 el uso de este elemento de protección era opcional. Aunque la UCI trató de exigir su obligatoriedad en varias ocasiones, muchos pedalistas organizaron huelgas en contra de esa medida porque no estaban de acuerdo en llevarlo puesto en las carreras.

 

Induráin en desacuerdo con el casco 

 

Induráin en contra del casco

Cabe destacar que a raíz de la muerte del ciclista kazajo Andrei Kivilev, quien perdió la vida en la París-Niza tras golpear su cabeza contra el pavimento, la Unión Ciclística Internacional (UCI) decidió modificar el reglamento y exigir a partir del año 2003 el uso obligatorio del casco en todas sus competencias profesionales. Imagen: EFE

 

Recomendado: El trágico accidente que llevó a la UCI a exigir el uso obligatorio del casco

 

Incluso el exciclista español Miguel Induráin, uno de los pocos corredores en la historia en ganar cinco veces el Tour de France, criticó el uso obligatorio del casco al considerar que generaba incomodidad en algunas etapas, sobre todo en aquellas en donde había que escalar exigentes puertos de montaña bajo el intenso calor de la tarde.

¿Pero entonces que se ponían los ciclistas antes de que este elemento fuera obligatorio?, la verdad es que desde el 2003 hacia atrás los miembros del pelotón solían pedalear sin ningún tipo de protección en la cabeza. Sin embargo, había algunos como ‘El Pirata’ italiano Marco Pantani que cubrían su cabeza con una pañoleta y otros que simplemente portaban gorras.

Uno de los aspectos que más llama la atención era un viejo truco que utilizaban varios deportistas para burlar el intenso calor y mantener la cabeza fresca a lo largo de las etapas. El truco consistía básicamente en poner una hoja de lechuga mojada entre la cabeza y la gorra para evitar que la humedad producida por las altas temperaturas afectase el rendimiento del pedalista.

Incluso habían varios que no solo utilizaban lechuga sino también hojas de repollo, ya que se creía que las hojas de ambos vegetales permitían pedalear con mucha más comodidad bajo el sol.

Esta es sin duda algunas una de las historias más curiosas del ciclismo. Aunque hoy en día el diseño de los cascos ha evolucionado a pasos agigantados, no podemos ignorar que años atrás los miembros del pelotón no contaban con equipamientos tan avanzados como los de ahora y es por eso que muchos acudían a técnicas muy curiosas como la de la lechuga para mejorar su confort en la carretera y mantener su cabeza fresca en etapas muy calurosas.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *