Tips básicos para evitar una lesión en el tendón de Aquiles

Tips básicos para evitar una lesión en el tendón de Aquiles

Las lesiones en el tendón de Aquiles son muy comunes entre los ciclistas profesionales y amateurs. Te compartimos tips básicos para que identifiques sus causas y te olvides de los dolores en esa parte del cuerpo.

 

La lesión en el tendón de Aquiles suele manifestarse en forma de inflamación. Este problema, que se conoce también con el nombre de tendinitis, afecta la zona posterior interna de la pierna y es más común de lo que tú crees.

 

Tendon de Aquiles

Imagen: El País

 

Recomendado: ¿Sabías que el sistema digestivo se puede entrenar?

 

Además de la inflamación, suele generar una molestia muy intensa y fuertes dolores en la parte baja del pie que no te permitirán pedalear con normalidad. Expertos coinciden en que es una de las lesiones que más afecta a los ciclistas debido a errores básicos que se podrían corregir muy fácilmente realizando una adecuada configuración de la bicicleta y adoptando una buena postura cada vez que salgas a montar.

 

¿Cómo puedes evitar esa lesión?

 

La recomendación básica es que ubiques muy bien el pie en el pedal. Si eres de los ciclistas que no utiliza calas debes procurar evitar pisar los pedales con la punta de los pies. Una posición muy retrasada del pie en el pedal podría generar esfuerzos innecesarios en el tendón de Aquiles, lo que derivará en posibles lesiones a través de inflamaciones, molestias y dolores muy fuertes, también conocidas como tendinitis.

Pero si seres de esos ciclistas a los que les gusta usar calas, entonces sitúa el eje de la cala en la línea media entre el ‘juanete’ y el quinto metatarsiano del dedo meñique (el hueso del dedo pequeño que sobresale en la parte exterior del pie). Esta ubicación te permitirá reducir la tensión y alcanzar una posición correcta.

Ten en cuenta que este no es el único indicador que debes revisar. Más importante aun es la altura del sillín porque cuando lo llevas más alto de lo normal obligarás a tus pies a hacer más esfuerzo hacia abajo tratando de alcanzar los pedales, lo que generará sobretensiones en la zona del tendón de Aquiles. Te compartimos una fórmula sencilla para que tú mismo ajustes la altura de tu sillín.

Estos son dos indicadores muy fáciles de corregir y que sin dudas son claves para evitar lesiones como la del telón de Aquiles. Ponlas en práctica y pedalea con tranquilidad y libre de dolores.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *