Lo que no sabías acerca de la hidratación en el rodillo

Lo que no sabías acerca de la hidratación en el rodillo

Usar rodillo para practicar ciclismo, es una alternativa elegida por muchos corredores y aunque no se considera que brinda las mismas sensaciones del deporte en exteriores, si deben tenerse en cuenta algunos consejos de hidratación para que sea lo más efectivo posible.

 

Muchos son los ciclistas que prefieren el entrenamiento en rodillo sea por falta de tiempo, porque viven en zonas urbanas, porque se han accidentado y deben conservar algo de reposo, por las inclemencias del tiempo o porque simplemente quieren quedarse en casa compartiendo con los suyos. 

 

El entrenamiento en rodillo puede convertirse en tu mejor aliado en los días más nublados

 

Lo que no sabías acerca de la hidratación en el rodillo

Convierte cualquier espacio de tu casa en un sitio de entrenamiento y realiza tus rutinas hidratándote y alimentándote adecuadamente. Imagen: PEDALIA.

 

Recomendado: ¿Qué es el HIIT en el ciclismo?

 

Sea cual sea la razón, se deben tener en cuenta algunos aspectos claves, como una buena ventilación, utilizar ropa cómoda e hidratarse constantemente, ya que la temperatura del cuerpo sube, se comienza a sudar en grandes cantidades y el rendimiento puede verse afectado. A continuación, algunos factores determinantes que permitirán optimizar tus entrenamientos sobre el rodillo.

 

La termorregulación

 

También se le conoce como regulación térmica o regulación de temperatura, se refiere a la capacidad del organismo para mantener la temperatura estable en diferentes ambientes. 

Partiendo de lo anterior, cuando el cuerpo se somete a una sesión de bicicleta en un ambiente cerrado con elevada temperatura y humedad, de alguna manera el organismo buscará disipar el calor y por ende aumentará el gasto energético, las pulsaciones del corazón, la percepción de esfuerzo, el consumo de glucosa, perderá mayor cantidad de líquidos y de sales minerales.

Asimismo, al pedalear de manera constante y sin interrupciones el sistema muscular trabaja más efectivamente. 

 

Evaporación del sudor

 

El ambientes exteriores el aire circundante se encarga de evaporar un porcentaje del sudor y disipa parte del calor, mientras que en ambientes cerrados ese flujo de aire se pierde, disminuye este efecto de enfriamiento natural, llegas a experimentar mayor sensación de sofoco y aumenta la tasa de transpiración. Por eso, te recomendamos realizar tus sesiones en un lugar con flujo de aire o si es del caso cerca a un ventilador.

 

Estrés térmico

 

El aumento de la temperatura corporal, del sudor y la sensación de sofoco, pueden desencadenar estrés térmico y tu cuerpo puede terminar padeciendo un golpe de calor y experimentando síntomas desfavorables.

Recuerda que la elevación de la temperatura corporal por encima de los 40°C puede ocasionar este tipo de trastornos peligrosos, por eso, la pérdida de líquido debe ser compensada a través de una hidratación constante.

 

Recomendaciones

 

Una clave para evitar que el organismo se descompense y pueda rendir al máximo en los entrenamientos en rodillo, es prevenir la deshidratación. Te recomendamos beber agua entre 5-7 ml por cada kg de peso, recuerda que en el algunos casos los entrenamientos son de intensidad mayor y necesitarás una dosis extra, además no solo estarás perdiendo un porcentaje de agua sino también de electrolitos. 

Asimismo, te recomendamos hidratarte cada 15-20 durante la sesión con pequeños sorbos de agua o alguna bebida isotónica, recuerda que en las sesiones en el rodillo sudas en grandes cantidades, pierdes mayor porcentaje de agua y puedes estar más susceptible a sufrir desequilibrios.

¡A DISFRUTAR!

 

La imagen de cabezote es cortesía de: Rodillos Ciclismo.
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *