Bicicletas al revés

Dale larga vida a tu suspensión con este mantenimiento infalible y económico

El mantenimiento adecuado de las suspensiones de tu bicicleta de montaña es crucial para garantizar un rendimiento óptimo y prolongar la vida útil de estos componentes vitales.

 

Protege la suspensión

 

Recomendado: 3 ejercicios sencillos para lograr unas piernas fuertes y explosivas

 

A continuación, te ofrecemos una guía detallada y fácil de seguir para mantener tus suspensiones en perfecto estado, ideal para ciclistas apasionados que desean cuidar de su bici sin gastar una fortuna.

 

Protege y prolonga la vida de tus suspensiones

 

Uso de guardabarros

Un accesorio sencillo pero esencial para proteger tus suspensiones es el guardabarros. Si frecuentas rutas embarradas, utiliza guardabarros tanto delanteros como traseros. Esto evitará que la suciedad se acumule en la horquilla y el amortiguador, reduciendo el desgaste. Aunque sean desmontables y de plástico, los guardabarros pueden evitar que grandes cantidades de suciedad entren en contacto con tus suspensiones, manteniéndolas limpias y funcionando correctamente.

 

Cuidado de los vástagos

Los vástagos son componentes críticos de las suspensiones, y mantenerlos en buen estado es fundamental. Estos tubos anodizados están diseñados para resistir la corrosión y el desgaste, pero pueden sufrir arañazos y acumular suciedad con el tiempo. Para protegerlos implementa los siguientes tips de mantenimiento:

 

  1. Limpieza regular: Usa productos específicos para superficies anodizadas para limpiar los vástagos después de cada salida, especialmente en condiciones embarradas.
  2. Lubricación: Una vez limpios, lubrica los vástagos con productos recomendados. Esto no solo facilita su movimiento sino que también añade una capa de protección adicional.

 

Almacenamiento invertido

Guardar tu bicicleta de montaña con las ruedas hacia arriba puede parecer extraño, pero tiene un propósito importante. Al invertir la bicicleta, el lubricante en la horquilla se distribuye mejor hacia los vástagos, asegurando una lubricación adecuada antes de tu próxima salida. Este sencillo truco puede mejorar significativamente el rendimiento de tus suspensiones.

 

Revisiones periódicas por profesionales

La revisión regular de las suspensiones es esencial para su mantenimiento a largo plazo. Se recomienda una revisión profesional cada 100-120 horas de uso. Esto implica estimar cuántas horas montas a la semana y calcular cuándo es necesario llevar tu bicicleta al taller. Pagar por revisiones periódicas es una inversión que puede ahorrarte costos elevados en reparaciones o reemplazos. Un técnico especializado puede detectar y solucionar problemas antes de que se conviertan en averías graves.

El mantenimiento de las suspensiones de tu bicicleta de montaña no tiene por qué ser complicado ni costoso. Con estos consejos prácticos, puedes mantener tus suspensiones en excelente estado, asegurando un rendimiento óptimo y una mayor durabilidad. Protege tus suspensiones con guardabarros, cuida los vástagos, almacena tu bicicleta de forma correcta y realiza revisiones periódicas. Así, disfrutarás de una experiencia de conducción suave y segura durante mucho más tiempo.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *