Pizza y ciclismo

¿Qué tanta pizza podemos comer en medio de una salida en bici?

Se acabaron los mitos. La pizza es una gran fuente de alimento para los ciclistas. Nuestro portal aliado -Brújula Bike – hizo un análisis de este alimento, que sin duda nos hace querar llevar unos cuantos pedazos en nuestras montadas.

 

A pesar de que muchos asocien la pizza con la comida chatarra o la comida basura, hay quienes destacan que unos buenos trozos de masa se convierten en una gran opción para los deportistas que acostumbran a pedalear de manera frecuente.

Ya no hay excusas para no comerse unos buenos platos de pizza antes, durante y después de un entrenamiento. Sí, es que sus alcances nutricionales son tan positivos que está permitido comer hasta tres porciones durante una salida en bici.

 

Aprende a elegir los sabores según las fases de entreno en cicla

 

Pizza y ciclismo

La pizza hace parte de la dieta mediterránea y puede resultar muy saludable. Imagen: Bicycling

 

Recomendado: Él es ‘Mocho Man’, el ciclista amputado que sueña con llegar a Tokio 2020

 

¡Pero ojo! Es apenas lógico que este alimento “chatarra” tenga fama de prohibido en el pelotón. La herencia de las grandes cadenas de comida americana ha diseñado sabores con exageradas porciones de queso, ingredientes con altísimos niveles de grasa y salsas perjudiciales para el organismo.

Sin embargo, la versión original de este alimento se desmarca de la categoría de comida basura y se ubica dentro de la famosa categoría de dieta mediterránea. Este concepto se refiere a una herencia cultural que integra platos con propiedades beneficiosas para la salud no solo de los deportistas sino también de las personas que no acostumbran a practicar ningún tipo de deporte.

En este sentido, la pizza, al ser pura dieta mediterránea, puede ser una buena opción nutricional adaptada al entrenamiento del ciclista. La masa y sus diferentes posibilidades de combinar ingredientes saludables, nos ayudará a garantizar la ingesta de proteínas, hidratos de carbono y vitaminas.

 

Combinación de ingredientes y elección de sabor por fase de entrenamiento

 

Antes de la práctica ciclística:

 

Antes del entrenamiento comete algo ligero

Lo ideal sería armar una porción con algunos vegetales y libre de ingredientes con altos niveles de grasa. Imagen: El País

 

Los planes dietarios de los deportistas incluyen alimentos específicos que deben ingerir antes de la competencia o entrenamiento. La pizza se mete en lista previa a la carrera como una comida que es capaz de proporcionar hidratos de carbono complejos que abastecen al organismo de energía de manera constante.

Sin embargo, el sabor recomendado para antes de comenzar a rodar debe estár acompañado por ingredientes con bajos niveles de grasa y una que otra verdura con componentes ricos en fibra. Lo ideal es escoger los ingredientes más ligeros así que es necesario prescindir del queso y añadir un extra de masa.

La masa, al ser la base de este alimento, puede compararse con un plato de pasta o pan, por lo cual abastecerá el cuerpo de energía minutos antes de iniciar la marcha. Recuerda preparar la masa con harina blanca ya que está te proveerá los carbohidratos necesarios para los momentos de mayor intensidad.

 

Durante la carrera:

 

Geles con sabor a pizza para el recorrido

Los geles saborizados son cada vez más comunes en el mundo del ciclismo profesional y aficionado. Imagen: Brújula Bike

 

Lea también: ¿Cuánto tenemos que pedalear para quemar la comida chatarra?

 

Sería una locura sacar un triángulo de pizza en medio de una competencia o rodada entre amigos, ya que resultaría incomodo no solo morder sino también digerir la masa mientras vamos pedaleando.

Los proveedores de comidas especiales para ciclistas han entendido está dinámica y le han salido al paso a este problema mediante la comercialización de geles temáticos con sabor a pizza. La mayoría de estas sustancias incluyen cuadros nutricionales enfocados en potenciar el rendimiento en medio de la carrera.

 

Después de la carrera:

 

Sabores de la pizza para ciclistas

Tras pedalear algunas horas vuelve a meterle proteína a la pizza y disfrútala a tu gusto.

 

Después de la intensidad del entrenamiento llega la fase que nos permite excedernos un poco más en los ingredientes y disfrutar de la variedad de sabores de casi todas las pizzas. El cuerpo está agotado y necesita abastecerse de proteínas; es por eso que está permitido incluir ingredientes como jamón, pollo, carne o pepperoni.

En esta fase podemos volver a incluir el queso que habíamos omitido antes de salir a montar ya que este alimento podría echarnos una ‘manito’ en el proceso de recuperación muscular. De igual forma, no tendrás que preparar tu masa con harina blanca, sino que puedes utilizar harina integral para volver a reabastecer la reserva de glucógeno en el organismo.

¿Te imaginas entrenar duro todos los días y que tu motivación sean tres porciones de pizza? Seguramente sería un premio mayor para cualquier aficionado.

Recuerda que este alimento no es el más importante de la dieta, pero sí uno de los que mejor complementa los planes dietarios de cualquier deportista.

¡A RODAR Y COMER!

 

 

Aviso sobre derechos de autor y propiedad intelectual: las imágenes que acompañan el articulo no son propiedad de Mundo Bici. Cada una de las fotografías especifica el lugar del cual fueron tomadas. La imagen de cabezote fue tomada de insolitonoticias/ La información presentada en el articulo toma como referencia el portal Brujulabike

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *