Rodillo, cómo convertirlos en inteligentes

¿Cómo adaptar un rodillo tradicional para que sea compatible con Zwift y otras aplicaciones?

Te explicamos cómo adaptar tu rodillo análogo para que cumpla varias de las funciones que cumple un rodillo inteligente y disfrutes así de algunas aplicaciones interactivas como Zwift, Bkool, entre otras.

 

La pandemia del coronavirus (covid-19) nos tiene un poco distanciados del mundo y hasta el momento parece que la cuarentena se va a extender mientras no exista una vacuna que nos proteja del virus. Este panorama ha obligado a cientos de ciclistas aficionados y profesionales a convertir su hogar en un espacio de entrenamiento para no dejar de rodar durante la crisis.

Una de las mejores opciones para aprovechar el tiempo y seguir montando en bicicleta es a través de los famosos rodillos de entrenamiento. Algunas de las tiendas que comercializan este tipo de aparatos han registrado un incremento en la demanda durante el periodo de confinamiento, debido a que cada vez son más los deportistas que quieren tener un rodillo en casa para no dejar de pedalear.

 

Activa tu avatar en la pantalla desde tu entrenador tradicional 

 

Rodillo inteligente vs tradicional

Imagen: MaillotMagazine

 

Recomenado: Conoce la línea de simuladores Elite, la mejor opción para entrenar ciclismo en cuarentena

 

Existen dos grandes categorías de rodillos: una línea análoga que por su precio económico y su facilidad de uso permite que muchos ciclistas aficionados puedan acceder a ella y una línea interactiva o smart que se puede emparejar a plataformas virtuales simulando las condiciones reales de una carrera al aire libre.

Sin embargo, no todas las personas pueden adquirir un simulador interactivo, debido a que estos rodillos son muy costosos en comparación con los modelos tradicionales.

¡Pero no te preocupes! Existe una fórmula muy sencilla para adaptar tu rodillo análogo y lograr que cumpla algunas de las funciones de un simulador inteligente. Tan solo necesitarás invertir muy poco dinero y adquirir algunos elementos para conectar a tu bicicleta. Veamos de qué se trata.

 

¿Se puede convertir un rodillo tradicional a inteligente?

 

La verdad es que convertir completamente, no, pero sí se puede adaptar para que cumpla algunas funciones interactivas. Con muy poco dinero y unos cuantos accesorios podrás hacer que tu bicicleta se conecte a algunas aplicaciones populares como Zwift para rodar en línea contra cientos de ciclistas alrededor del mundo. No hay necesidad de comprar un simulador inteligente, puedes seguir rodando desde tu rodillo tradicional.

 

¿Qué se necesita para hacerlo?

 

1. Lo primero que hay que tener a la mano es un rodillo convencional, ya sea de rulos o de aquellos que se acoplan directamente a la rueda trasera de la bicicleta.

2. Una vez tengas el rodillo en casa deberás conseguir dos artefactos tecnológicos muy sencillos y económicos:

 

  • 1 sensor de velocidad
  • 1 sensor de cadencia
  • 1 sensor de frecuencia cardíaca (opcional)

 

Nota: cerciórate que los sensores que compres en el mercado cuenten con conexión Bluetooth o ANT+, que son los que permiten realizar el empalme con los dispositivos, tales como relojes inteligentes, computador, celular, tableta y con las aplicaciones interactivas de ciclismo como Zwift, Bkool, entre otras.

Recuerda que el Bluetooth es una tecnología de comunicación inalámbrica que empareja un dispositivo con otro sin necesidad de utilizar un cable u objeto, mientras que ANT+, que también es una tecnología especial para transmitir datos, requiere de una especie de adaptador USB que se inserta directamente al computador para conectar la aplicación de ciclismo con los sensores.

 

¿En dónde se ubican los sensores?

 

Cómo instalar los sensores

Esta es la ubicación recomendada. Imagen: Palabrasderunner

 

El sensor de velocidad, el cual calcula la velocidad promedio que desarrolla el deportista encima del rodillo, se instala en el buje o la manzana de la rueda trasera. Por su parte, el sensor de cadencia, encargado de medir en tiempo real el número de revoluciones por minuto (rpm), se instala en la biela izquierda de la bicicleta.

La manera más idónea de ubicarlos sobre estas zonas es utilizando un resorte o una goma elástica, para que queden bien ajustados y seguros. Las gomas protegen la cubierta de los sensores y evitan que se caigan durante el entrenamiento.

 

¿Después de instalarlos qué sigue?

 

Una vez instalados los sensores en la bicicleta, la conexión Bluetooth o ANT+ (depende de la que estés usando) se encargará de enviar las señales y los datos al aplicativo o a las plataformas virtuales.

 

¿Cómo hago para que funcionen en Zwift?

 

Como ya tienes los sensores listos para conectarlos a la aplicación, deberás ingresar a Zwift, crear un perfil, buscar la opción “dispositivos conectados”, seleccionar la opción “buscar sensor de velocidad y cadencia” y listo, los emparejas a la plataforma interactiva para comenzar a rodar en línea.

No es un proceso difícil. Recuerda que la misma aplicación reconoce los sensores de tu bicicleta de manera automática. Si no te aparecen en pantalla deberás dar pedal un poco para que se activen. No olvides que debes comprobar que la opción Bluetooth o ANT+ estén debidamente activadas.

Así de fácil es adaptar un rodillo tradicional para que cumpla algunas funciones de un simulador interactivo. Con muy poco dinero podrás disfrutar de aventuras on line con diferentes competidores alrededor del mundo.

 

Aclaraciones

 

Algo hay que dejar muy claro y es que estos rodillos convencionales, a diferencia de los rodillos inteligentes, no simulan la dificultad real de los terrenos en pendiente, por lo cual, tú mismo deberás modificar la dureza de manera manual a medida que vayan cambiando las condiciones del camino en la pantalla.

De igual forma, debes tener presente que el rodillo convencional, al ser adaptado a ciclosimulador interactivo por medio de los sensores que van en la bicicleta, no te va a arrojar todos los datos que emite un sistema smart original. En ese sentido, solo podrás visualizar la información relacionada con tu velocidad y cadencia.

 

Algunos productos recomendados

 

Existen diferentes sensores de velocidad y cadencia en el mercado. Analiza las diferentes posibilidades y elige los que consideres más favorables para tu bolsillo y tus gustos como ciclista. Una buena opción podrían ser los sensores de marca Garmin, que puedes adquirir en línea a través de Amazon. Comprar sensor de velocidad / comprar sensor de cadencia.

 

Como ves, el proceso para adaptar tu rodillo clásico para que sea compatible con las aplicaciones interactivas es muy sencillo. Aprovecha esta cuarentena para adquirir los dispositivos y disfrutar de aventuras y competencias en línea con tus amigos, sin necesidad de comprar un simulador inteligente muy costoso.

 

Comentarios

3 respuestas a “¿Cómo adaptar un rodillo tradicional para que sea compatible con Zwift y otras aplicaciones?”

  1. Pablo colmenarejo dice:

    La idea de endurecer la dureza con el rodillo tradicional tiene trampa. Si lo endureces, aunque hagas mas fuerza por pedalada, cono los watios los calcula en funcion de la cadencia y velocidad, al ver zwift que vas mas lento, te marcara menos watios, aunque tu realmente estes haciendo mas. Es de lo mas negativo ya que si quieres entrenar por watios o competir, no puedes subir la dureza ya que marcara muchos menos watios de los reales.
    Por otro lado, otro aspecto negativo es que zwift no te deja pasar de 400 watios.
    De todas maneras, vale la pena sinceramente a pesar de estos dos inconvenientes.

  2. Rafael dice:

    Somos la empresa Ofertascicliso.es Os escribimos porque tenemos algún pots que es una copia de nuestro trabajo pido que nos hagaís mencionan de alguna manera ya que si no lo vamos a denunciar a Google.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *