Rodrigo Ruiz, atraviesa América en bici

El ciclista atropellado en Colombia por una tractomula está apunto de conquistar América Latina en su bicicleta

Rodrigo Ruiz es una ‘figura pública’ en Instagram. Tiene más de 4 mil seguidores en la red social de las fotografías y un poco más de 2 mil amigos en Facebook.

 

Entre sus contactos está Oscar Sevilla, el ciclista español con nacionalidad colombiana que lidera actualmente el ‘combo’ de corredores del Team Medellín. Sevilla, el mejor joven del Tour de France del 2001 y apodado en el lote como el ‘mirlo blanco’ por su carita de ‘niño bueno’, sigue en su Instagram a importantes corredores de la talla de Julian Alaphilippe, Egan Bernal y Chris Froome; a algunas leyendas del World Tour como el ‘Pistolero’ Alberto Contador y el italiano Mario Cipollini, a varios especialistas en ciclismo como Mario Sábato y Bici Goga y a algunos aventureros como Rodrigo Ruiz; este último, reconocido en las redes por emprender un emocionante recorrido en bicicleta por toda América Latina.

 

La pasión por conocer nuevos lugares 

 

Rodrigo Ruiz

Un mexicano hecho a puro pedal.

 

Recomendado: Mark Beaumont, el hombre que le dió la vuelta al mundo en bicicleta en 80 días

 

Este hombre, de unos 30 años de edad aproximadamente, convirtió su Instagram en un diario de aventuras en el que reseña con una fotografía cada uno de sus viajes en bici. Rodrigo Ruiz aún no ‘moja’ prensa, es discreto y en su cuenta social no especifica de dónde es, cuáles son sus hobbies o dónde trabaja. Pero no hace falta. Las imágenes que publica hablan por sí solas. Es un ciclista y no puede ocultarlo.

Postea sus recorridos, la foto de su potenciómetro con los datos de su jornada de entrenamiento, sus sensaciones, paisajes, lugares nuevos, la postal con los amigos en la ruta, el desayuno después del entreno, la selfie con el grupo, los kilómetros ‘devorados’ y muchas más experiencias encima de su Giant Liv de carretera.

Su pasión no tiene límites y es por eso que hace algunos meses se inventó una etiqueta en Instagram para comunicar la primera etapa de su nuevo desafío: recorrer América desde México hasta Brasil en bici.

 

El kit completo listo para el reto más emocionante de su vida 

 

Un poco de ansiedad antes de empezar el viaje

Custodiando los ‘juguetes’ antes del pedalazo inicial.

 

Puso en su cuenta oficial el #PedaleemosJuntos y publicó su primera fotografía la noche previa al inicio del recorrido. Estaba tirado sobre el suelo con su indumentaria lista justo al lado de todos los accesorios que lo acompañarían en su viaje. Llevaba bloqueador, chanclas, guantes, audífonos, impermeables, gorra, termos, fundas de equipaje, potenciómetro, carpa para dormir, cepillo de dientes, zapatillas, cremas, documentos y por supuesto, su pasaporte.

Amaneció, cogió su bicicleta Liv de color gris y arrancó el recorrido más importante de su vida. Partió desde México el pasado 15 de abril y ya ajusta más de 40 días rodando por toda Latinoamérica.

Cada día de viaje queda registrado en una postal a la que le anexa un pie de foto en el que describe cada sensación. El día 1 posteó una imagen desde Tehuacán en Puebla agradeciendo con las cinco estrellas del popular meme de excelente servicio por la hospitalidad de una familia que lo acogió durante su primera noche lejos de casa. Esa madrugada durmió sobre una hamaca y al otro día madrugó, comió un par de bananas, algo de proteína y siguió su camino.

 

Un poco de calor de hogar y a recargar baterías 

 

Ruiz en casa ajena

La morada de la primera noche.

 

Pasó por Sierra de Juárez en el Estado de Oaxaca y pedaleó a más de 49 grados de temperatura por un terreno árido repleto de cactus. Se bañó en el río y durmió en su carpa de viaje.

Seguían pasando los días y Rodrigo Ruiz seguía acumulando millas. Nunca se le rindieron las piernas porque como él comenta, aparecieron varios ‘angelitos’ en el camino que le compartieron un menú de arroz, huevo y frijoles para recargar energías. Barriga llena y a descansar. Esa noche el mexicano durmió en la estación de bomberos y al otro día, antes de que el sol saliera, se pegó un duchazo y retomó su travesía.

 

Una bici entre sirenas, escaleras y carros de bomberos 

 

Rodrigo amaneció en los bomberos

Una madrugada custodiado por los bomberos mexicanos.

 

Después de ocho días de camino a puro pedal atravesó la frontera y llegó a Guatemala. Rodó sobre el pavé de las carreteras imperfectas del país centroamericano, conoció un poco de su cultura, comió huevo carne y tajadas y después de dos noches más arribó a su tercera parada: El Salvador.

Fue una etapa exprés. Avanzó rápido y llegó a Honduras. Iba bien de tiempo. En tres días había conquistado tres puertos fronterizos: Guatemala, El Salvador y Honduras. 14 días de intenso pedal y tres nuevos escudos en su pasaporte.

Después de medio mes rodando en bici llegó a Costa Rica en donde tuvo su primer contacto con un viajero luego de completar 2,400 km recorridos. Fue una de las etapas más extensas. Casi cuatro días surcando las tierras del corredor del Movistar Andrey Amador.

 

A los franceses y a los mexicanos también los une la bici 

 

Viaje a Panamá

Por Panamá haciendo nuevos amigos.

 

Finalmente terminó en Panamá en donde conoció a un par de viajeros europeos que instalaron su carpa en una estación de bomberos para pasar la noche. Ese día Ruiz hizo amigos franceses. Cenaron, intercambiaron números, platicaron y luego cogieron rumbos diferentes.

Cada parada era una foto obligada. Una forma de comunicarle a sus amigos y seguidores que estaba cumpliendo el reto que se había propuesto hace mucho tiempo. Ya llevaba 21 días lejos de casa y fue por eso que tomó la decisión de sentarse en un ‘murito’ con vista a un lago para hacer un balance de su aventura:

“¡Tres semanas! 21 días pasaron desde que tomé la decisión de conocer el mundo a mi manera, 21 días que son 7 países, 3 mil kilómetros y muchas historias que hoy forman parte de la ‘vida ligera’ de la cual pienso vivir”.

A ese mensaje de ciclista apasionado le anexó su etiqueta #PedaleemosJuntos, tomó su bici de nuevo y continuó su itinerario. Llegó hasta el límite panameño con Colombia, justo en una zona intransitable conocida como el Tapón del Darién, la región selvática más peligrosa de América Latina.

 

Ruiz debió tomar un avión para cruzar a Colombia 

 

Ruiz debió tomar avión para Colombia

La imagen antes de abordar la nave que lo acercaría más a su meta.

 

Justo en ese lugar la ruta se cortaba y fue por eso que Rodrigo tuvo que empacar su bicicleta y tomar un avión con destino al país de los escarabajos.

“Día de descanso. Hoy tocó volar y no rodar, así que aproveché a descansar de 21 días y miles de kilómetros. Tocó volar porque de Panamá a Colombia no hay cruce por tierra, así que mañana inician las montañas colombiana ¡se viene lo mejor!”, contaba en su insta.

Y llegó a Colombia. Tanteó el terreno, probó la dureza de sus montañas, degustó el café de la región, comió mango y se tomó fotos en los murales donde están pintadas las siluetas de los escarabajos Nairo Quintana y Egan Bernal.

 

Así fue el encuentro en la ruta entre Ruiz y ‘Checho’ Henao 

 

https://www.instagram.com/p/BxeyPgBApHm/

 

Se paseó por Medellín y compartió una mañana de entrenamiento con Sergio Luis Henao, el corredor del UAE Team Emirates que prepara su participación en el Tour de France. Hasta ese momento todo era emoción, buenas sensaciones y experiencias inolvidables.

Sin embargo, 80 kilómetros antes de su llegada a la ciudad de Bogotá, Rodrigo Ruiz sufrió un accidente. De acuerdo a los hechos, fue atropellado por un camión que no respetó la distancia de precaución contra el ciclista.

La mula le pasó por encima como él mismo lo relató en su Instagram y lo sacó de la carretera. Lo peor de todo fue que el incidente le causó heridas en gran parte de su cuerpo y su bicicleta quedó totalmente destruida.

 

Una imprudencia en la vía pudo causarle la muerte 

 

Ruiz y su accidente en Colombia

La triste imagen de su bici y su cuerpo luego de la imprudencia de un conductor.

 

Rodrigo, quien hasta ese momento había cruzado siete países y había acumulado alrededor de 4,500 kilómetros de camino, ya no tenía máquina para continuar con su travesía.

De inmediato su bandeja de entrada se inundó de mensajes que indagaban sobre su estado de salud y condición después del accidente. El corredor de barba tupida y acento de mariachi compartió un emotivo video en sus redes sociales en el que explicó cómo había afrontado una de las etapas más difíciles de su viaje y en el que también agradeció porque a pesar del choque logró quedar vivo.

Sin embargo, miles de seguidores conocieron su caso, entre ellos el propio Sergio Luis Henao con el que tuvo la oportunidad de rodar unos días atrás en la capital paisa y también Oscar Sevilla, el jefe de filas del Team Medellín que le seguía la pista a Rodrigo con un like de aliento en sus fotos de Instagram.

Ambos corredores, en compañía de la tienda @aruedatienda decidieron obsequiarle una bicicleta al mexicano para que siguiera acumulando más kilómetros y cumpliera así su sueño de terminar su viaje por toda América Latina.

 

El impulso que necesitaba para continuar su sueño 

 

La bici de aruedatienda para el exicano

Un hermano latinoamericano y apasionado por el ciclismo nunca estará solo.

 

Ahora su nueva bici es de color blanco, azul y naranja y lleva marcado en una parte del cuadro su nombre con las banderas de Colombia y México y su tipo de sangre (RH O+). Pero la máquina no solo lleva grabada las banderas de ambos países ni los detalles genéticos de Rodrigo Ruiz.

 

Bicicleta de Rodrigo

Con el tipo de sangre para anticipar cualquier emergencia.

 

El marco también fue rotulado con el #PedaleemosJuntos, la etiqueta utilizada por el ciclista para reseñar todas sus aventuras en internet.

 

Un hashtag que ha hecho sentir a Ruiz como un hijo más de cada tierra por donde pasa.

 

Lea también: Estos son los 30 puertos de montaña más duros del mundo

 

Y así fue que después de 40 días lejos de casa logró abandonar Bogotá rumbo al Alto de la Línea en una bicicleta nueva obsequiada por los colombianos. Continuó bajando hacia el occidente de la región pasando por Cauca y Nariño y hoy Rodrigo está instalado en Ecuador, el país de la mitad del mundo.

El mexicano está próximo a cumplir 50 días lejos de su familia, montado en una bicicleta y cumpliendo un sueño que tenía desde hace mucho tiempo. En los próximos meses bajará por todo el sur de América antes de terminar su primera travesía en Brasil.

Una locura que solo pueden explicar aquellos que decidieron disfrutar de la vida en dos ruedas.

 

Comentarios

8 respuestas a “El ciclista atropellado en Colombia por una tractomula está apunto de conquistar América Latina en su bicicleta”

  1. So ia Maricela Ruiz Beltran dice:

    Lo más importante y no se comenta es lo que lo pulso a hacer esto.
    “Un cáncer que paso por su vida a los 17 años y venció… Ahora lo hace por los niños con cancer y sabemos que fue y ha sido un vencedor”. Mi querido Rodri, Dios te bendiga y acompañe como lo ha hecho siempre.

  2. Belga Bike dice:

    Los retos son retos #AtreverseEsTriunfar

  3. Elizabeth dice:

    Me siento muy orgullosa de Rodrigo, después de lo q ha pasado, sigue adelante y de q manera.

  4. Edibrán Muñoz Díaz dice:

    Un ejemplo de sacrificio y disciplina, además que si busca ayudar a una causa tan loable hace más importante su viaje, suerte y salud siempre. Admiración y respeto.

  5. José Arbey Quintero Loaiza dice:

    Admiración por el hermano mexicano que hace esta travesía y que gracias A Dios no hubo daños considerables en su humanidad para así poder cumplir su objetivo, la mejor de las suertes en su recorrido.

  6. Dick allenson gudiño gutierrez dice:

    dios te bendiga en la carretera y en los muchos lugares que pisen tus ruedas, buena suerte amigo, desde Arauca-arauca Colombia

  7. RIKO dice:

    Rueda por el mundo. Felicitaciones y suerte!

  8. MIGUEL ÁNGEL PALACIOS dice:

    Rodri felicitaciones por esta travesía hermano mexicano y por esta noble causa, perdón por el accidente y por la imprudencia del conductor de la mula, ojalá tomemos conciencia todos los transportadores y conductores y le demos el espacio y el respeto a los que vamos en bicicleta acá en Colombia, hay muchos accidentes con los ciclistas por favor no mas muertes en Bici. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *