Como usar la ropa si eres ciclista

Enfermedades a las que te expones cuando usas ropa de ciclismo sudada

Son varias las enfermedades a las que te expones cuando usas ropa de ciclismo sudada o húmeda y no la lavas correctamente después de una salida.

 

Hay muchos ciclistas aficionados que no acostumbran a lavar su indumentaria después de un entrenamiento en bicicleta o una aventura muy larga. Tanto los jerseys como los culotes, las medias, las chaquetas, los guantes, los camibusos, entre otras prendas, recogen la humedad que va soltando el ciclista producto del sudor, así como la suciedad del ambiente y de los terrenos.

 

Ropa de ciclismo, evitar su uso si está sudada

📸: Inversteams

 

Recomendado: ¿Usar o no usar ropa interior al montar en bici? qué es lo mejor

 

Todo esto hace que la ropa termine sucia, sudada y húmeda. Pese a eso, hay algunos ciclistas que, en vez de lavar sus prendas, las guardan en su closet y las usan así en sus siguientes salidas. Esto es un grave error porque el hecho de no lavar tu ropa tras entrenar puede exponer tu cuerpo a serias enfermedades.

El Diario AS de España recogió algunos testimonios de expertos que alertan sobre el riesgo de vestir indumentaria sucia. Si aun no eres consciente del error que puedes estar cometiendo con tu ropa de ciclismo, aquí te lo explicamos:

 

Riesgo de dermatitis

 

En entrevista para AS la dermatóloga Paloma Navarro explicó que el sudor que queda represado o concentrado en la ropa después de una sesión de entrenamiento puede llegar a causar dermatitis o incluso empeorar una dermatitis atópica preexistente. Recordemos que la dermatitis suele manifestarse o entenderse como una irritación de la piel en la que se generan áreas escamosas y partes rojas.

 

Humedad y ambiente cálido: peligrosa mezcla

 

La profesional en dermatología también sugiere que tras haber sudado mucho es necesario cambiarse de ropa y tomar un baño refrescante. Hay ciclistas que suelen quedarse con la misma indumentaria durante largas horas después de una montada y esto podría incluso desatar el riesgo de un resfriado. Al no cambiarse, dice la dermatóloga, también se pueden producir infecciones genitales o incluso el famoso pie de atleta, que es una infección causada por hongos y que afecta el área entre los dedos de los pies generando fuerte ardor, descamación e incluso piel a carne viva.

Todo esto se debe a la combinación de humedad y ambiente cálido, dos factores que desatan este tipo de complicaciones.

 

¿Cómo evitar el pie de atleta?

 

Lo ideal es que después de haber montando en bicicleta lavemos los pies sudados, evitando que permanezcan demasiado tiempo al interior de los zapatos o zapatillas, ya que los ambientes cerrados empeoran la situación. No olvides secarlos muy bien después del baño porque esto es una enfermedad contagiosa que podría afectar a otros miembros de tu familia. Así que desde ahora evita usar medias sudadas, limpia bien tus pies y trata de usar zapatillas con orificios de ventilación.

 

Poros obstruidos

 

Si tienes granos en tu piel, que suelen estar muy inflamados y ser dolorosos, debes evitar a toda costa usar ropa de ciclismo húmeda porque precisamente un ambiente húmedo facilita la propagación e infección de este tipo de granos, lo que retrasa su recuperación y desaparición. Estas protuberancias tienden a generarse cuando los poros están obstruidos. Por eso es necesario mantener una rutina de limpieza estricta para evitar estas complicaciones.

 

Candidiasis vaginal

 

¡Atención mujeres ciclistas!, esta infección, como explica la dermatóloga, es provocada por el hongo Candida albicans. Se estima que las mujeres lo padezcan por lo menos una vez en su vida. La infección se produce cuando el microorganismo se multiplica más de lo normal y se dice que el uso de ropa sucia y sudada facilita su expansión, ya que es un ambiente apto para la multiplicación del hongo.  La infección suele causar inflamación, comezón intensa y una secreción espesa y blanca de la vagina y una de las mejores formas para prevenir su propagación es utilizando ropa de ciclismo limpia.

Como puedes ver, son varias las enfermedades asociadas a la falta de higiene y el uso de ropa sucia. Lo ideal después de tus rutas es someterte a una rutina de limpieza, quitarte las prendas húmedas y depositarlas en la lavadora, pegarte un buen baño con agua fresca y cambiarte de ropa. Con estos sencillos tips evitarás varias afectaciones físicas y podrás seguir disfrutando de la bicicleta sin ningún problema.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *