Muelle o aire, cuál es la mejor suspensión

Suspensión delantera de muelle o de aire, ¿cuál es más eficiente y por qué?

Muelle y aire son dos de los mecanismos internos de amortiguación más comunes en las bicicletas de montaña. Cada uno de estos sistemas tiene sus ventajas y desventajas y por eso queremos que las conozcas.

 

Las horquillas con suspensión o simplemente suspensión delantera, son uno de los componentes más importantes de las bicicletas de montaña. Este sistema es el que permite que la máquina trabaje de manera más eficiente gracias a que sus funciones principales se centran en dibujar el terreno por donde pasa la rueda, mantener contacto con la superficie, absorber y amortiguar los impactos que recibe la llanta delantera, mejorar el control y la comodidad en los terrenos más complicados y darte mucha más seguridad y confianza.

 

Muelle y aire son dos de los mecanismos internos de amortiguación más comunes en las bicicletas de montaña.

Imagen: Bicilink

 

Recomendado: Desmontables: el par de herramientas que no deberían faltarle a ningún ciclista

 

La mayoría de las suspensiones que hay disponibles en el mercado están construidas con base en dos estructuras principales: una con mecanismo interno de muelle y otras con mecanismo interno de aire.

Muchos aficionados al ciclismo de montaña se preguntan cuál de estos dos tipos de amortiguador es mejor. A continuación, te compartimos las principales diferencias.

 

Amortiguador de muelle o resorte

 

1. Las horquillas de muelle básicamente incorporan un resorte en forma de espiral en la parte interna del amortiguador (generalmente está localizado en la barra izquierda). Es por eso que este mecanismo también se le conoce con el nombre de horquilla de resorte.

2. El funcionamiento del sistema es muy simple: el muelle va introducido al interior de la barra y cada vez que la rueda atraviesa una zona irregular, un pistón se encarga de comprimir o empujar el resorte hacia arriba para generar lo que comúnmente se conoce con el nombre de compresión, que es lo que permite que se genere el efecto amortiguación.

3. Este tipo de horquillas suelen ser mucho más económicas que las de aire, es por eso que la mayoría de las bicicletas de gama baja y media incorporan amortiguador delantero con sistema de muelle.

4. Al tener un mecanismo más simple en comparación con las de aire, la horquilla de muelle requiere de un mantenimiento mucho más sencillo. Bastará con desmontar el muelle sacándolo por la parte superior de la suspensión. Debes limpiar completamente los residuos de grasa que tenga el resorte, luego volverlo a engrasar completamente y listo, ya puedes introducirlo de nuevo en la barra. Trata de realizar la limpieza profunda del muelle por lo menos una vez al año.

5. Pero este sistema también tiene algunas desventajas: suele ser mucho más pesado y no se puede ajustar con precisión como sí pasa con las horquillas de aire en donde el ciclista puede configurar la presión a su gusto a través de una bomba especial de horquilla.

6. Si quisieras regular o ajustar la presión con la que se comprime el muelle, básicamente tendrías que cambiar el resorte, lo cual supone una inversión en dinero.

 

Amortiguador de aire

 

1. El amortiguador de aire no incorpora un resorte físico como si lo hace el mecanismo de muelle. Esto es una gran ventaja competitiva porque la horquilla tiende a ser mucho más liviana.

2. En vez del resorte, la suspensión delantera utiliza una cámara de aire que se comprime cada vez que la rueda atraviesa zonas irregulares o pasa por encima de rocas, palos y huecos. Esa compresión es la que permite que se genere el efecto amortiguación.

3. El mecanismo de amortiguador de aire se ha vuelto muy popular en los últimos años. Algunos de los grandes equipos del ciclomontañismo y muchos aficionados al MTB deciden montar en bicicletas con este sistema.

4. Es una horquilla ideal para aquellas modalidades agresivas en donde hay que superar temidos descensos y saltos.

5. La gran mayoría de bicicletas gama media y alta emplean horquillas de aire.

6. Como lo mencionamos un poco más atrás, tú mismo puedes configurar el comportamiento del amortiguador regulando la presión con una bomba especial de horquilla.

7. Este mecanismo suele ser más costoso que el de muelle y requiere de mayor mantenimiento.

 

Ahora que conoces las diferencias de funcionamiento entre los dos tipos de horquilla, no dudes en ponerlas a prueba en la montaña y elegir la que más te guste.

 

 

 

La imagen de cabezote es cortesía de Marchas y Rutas. 
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *