Pasos básicos para que tu bici no se dañe cuando la guardas

¿Vas a dejar tu bici guardada por un tiempo? 5 claves para que no se deteriore

En algunos momentos de la vida nos vemos obligados a tener que suspender de manera temporal nuestros entrenamientos en la bici. Si tienes que aparcar tu máquina en el garaje durante un largo tiempo no olvides considerar algunas claves importantes para que tus componentes no se deterioren.

 

Ya sea por una enfermedad, una lesión de larga recuperación, un viaje a otro país o condiciones climáticas, las personas suelen interrumpir la actividad ciclística para dedicarse a otros asuntos.

 

Guarda tu bici sin que se dañen los componentes

Un mantenimiento previo antes de olvidarte de la bici por un tiempo. Imagen: Wd 40

 

Recomendado: El día en que Alberto Contador le dijo ‘NO’ al poderoso equipo Movistar

 

Sin embargo, existen muchos mitos alrededor de lo que significa dejar guardada la bicicleta durante varios meses. Una de las preguntas más frecuentes de bikers y ruteros está relacionada con los daños que podrían llegar a sufrir los componentes por el solo hecho de permanecer guardados un tiempo más largo de lo habitual.

El portal especializado en ciclismo de montaña -Todomountainbike- ha organizado un top cinco con las claves necesarias para preservar el buen estado de nuestra máquina mientras permanece parada.

 

Limpieza

 

Claves para conservar el buen estado de la bicicleta

Un chapuzón antes de irte al garaje. Imagen: Red Bull

 

Todo comienza con una buena lavada. Antes de decirle adiós a la bici por un tiempo no hay nada mejor que limpiarla a fondo y secar bien cada pieza para evitar que el agua quede represada y oxide algunas zonas metálicas. Debes tener especial cuidado con los componentes del sistema de transmisión ya que éstos -por los materiales con los que fueron fabricados- son mucho más susceptibles a sufrir daños por oxidación.

 

Cuidado con la cadena

 

Tanto la cadena del sistema de transmisión como los cables metálicos de los cambios o las juntas de las barras de la horquilla o amortiguador son algunas de las zonas más propensas a sufrir daños. Si quieres mantener ambas partes en perfecto estado no dudes en utilizar algunos productos específicos como desengrasantes y lubricantes.

 

Aparca tu bici sin el temor de sufrir daños

La vaselina neutra es una buena opción para que la cadena no sufra. Imagen: WeLoveCycling

 

Para el caso de la cadena es necesario aplicar desengrasante a lo largo de los eslabones y empezar a darle vueltas con la ayuda de las bielas para que el liquido roce los dientes de los platos y piñones. Una vez impregnado debemos rociar con agua para cerciorarnos de que los pedazos de mugre caigan.

Una buena alternativa luego de la limpieza es aplicar vaselina neutra a la cadena ya que este componente lubrica muy bien el metal y evita que el mugre vaya deteriorando el sistema. Para el caso de las juntas de las suspensiones lo más recomendable es aplicar lubricante de silicona.

 

Regula la presión de las ruedas

 

Las llantas de la bicicleta tienden a perder aire cuando pasan muchos días aparcadas. Sin embargo, esta reacción requiere de una serie de medidas para evitar que las grietas aparezcan y destruyan lentamente el material de la rueda.

 

Las llantas también merecen especial cuidado cuando están guardadas

Mide los niveles de presión así no estés entrenando. Imagen: Mountainbike

 

Controlar la presión es clave debido a que unas llantas en la misma posición y con poco aire suelen deformarse lentamente. Ante este panorama, Todomountainbike recomienda regular la presión de tus ruedas con frecuencia para evitar que el aire se escape completamente y también cambiar de vez en cuando la posición de la bicicleta.

En lo que respecta a llantas montadas sobre sistema Tubeless lo mejor sería instalar neumáticos, ya que estos tienden a preservar mejor el estado de las ruedas cuando están guardadas por mucho tiempo.

 

Recubre la bicicleta

 

Cuando llegue el momento de archivar la bici no olvides utilizar una funda o un plástico para recubrir toda tu máquina y evitar así que la entrada de polvo, mugre, y humedad afecten tus componentes.

Si bien parece un paso sencillo muchas personas lo olvidan y es común que se lleven algunas sorpresas cuando deciden volver a salir a rodar.

 

Modifica la posición de los cambios y la suspensión

 

Una de las claves más importantes para conservar el buen estado de algunas piezas internas como retenes o muelles tiene que ver con la necesidad de modificar la posición de los cambios y desbloquear las suspensiones.

 

Ajuste de suspensión de la bici

Alivia las cargas del sistema de suspensión de tu bici.

 

Lea también: 5 consejos básicos para el mantenimiento de la suspensión delantera

 

Muchas veces en medio del recorrido solemos bloquear y desbloquear la suspensión para adaptarnos mejor al terreno; sin embargo, cuando la bici va a quedar guardada la recomendación es abrir la suspensión (desbloquearla) para aliviar la tensión del cartucho y evitar así que una tensión innecesaria pueda generar un desgaste de los componentes internos.

En lo que respecta al sistema de cambios el portal recomienda modificar la combinación de modo que quede en piñón y plato pequeño. Esta configuración, conocida como posición de reposo, alivia la carga del muelle beneficiando así el buen estado del sistema de cambios.

 

 

Aviso sobre derechos de autor y propiedad intelectual: las imágenes que acompañan el articulo no son propiedad de Mundo Bici. Cada una de las fotografías especifica el lugar del cual fueron tomadas. La imagen de cabezote fue tomada de triatletasenred/ La información presentada en el articulo toma como referencia el portal Todomountainbike

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *