Escasez de bicicletas

El coronavirus disparó las ventas de bicicletas y ahora hay escasez mundial

Estamos seguros de que a ningún fabricante de la industria del ciclismo se le pasó por la cabeza que una pandemia iba a aparecer de repente para disparar las ventas de bicicletas a nivel mundial.

 

Lo cierto es que el nuevo coronavirus (covid-19) hizo que la bicicleta se pusiera de moda en todo el planeta y ahora las principales empresas del sector ciclismo aseguran que las ventas están disparadas y que en muchas ocasiones no tienen cómo responder de manera oportuna a la enorme demanda que se ha generado en los últimos meses.

De acuerdo con un informe publicado por la agencia de noticias francesa Agence France-Presse (AFP), “la moda de pedalear tiene a los fabricantes de bicis desbordados”, lo que ha generado una alarma debido a la escasez mundial de bicicletas que se ha registrado en algunos países durante la pandemia del covid-19.

 

Las ventas están alcanzando máximos históricos

 

Ventas de bicicletas a nivel mundial

La bicicleta representa ahora la mejor arma para combatir el nuevo covid-19 y reducir los riesgos de contagio en las calles. Los encargados de tiendas Decathlon han confirmado que la demanda en el continente europeo se ha multiplicado hasta por tres, mientras que en países como China ha aumentado hasta por cinco veces más que en condiciones normales. Imagen: blog.enalquiler.

 

Recomendado: Cinco razones por las que deberías elegir una bicicleta de doble suspensión

 

 

¿Qué dicen los vendedores y compradores? 

 

Algunos comerciantes como Federico Mosca, quien trabaja como vendedor en una tienda de bicicletas en París (Francia), aseguran que “todo está agotado” porque la alta demanda ha superado con creces la producción disponible en aquellos países desde donde se importan las bicicletas, que generalmente son China y Taiwán.

“Durante las últimas tres semanas o incluso un mes, ha sido muy complicado conseguir bicicletas. Tengo una docena de clientes esperando, pero para algunos de ellos he devuelto el depósito porque no tengo ni idea de cuándo se entregarán sus pedidos”, le contó Mosca a AFP.

La escasez en el inventario ocasiona que los precios se inflen y que los usuarios que quieren adquirir un modelo nuevo tengan dificultades para encontrarlo. Así le pasó a Nicolas, un ciudadano francés de 31 años que antes de comprar su bicicleta favorita tuvo que visitar ocho tiendas diferentes. “Todo estaba agotado y los precios anteriores ya no estaban disponibles”, aseguró.

 

¿Qué pasa en América?

 

Pero el panorama de escasez de bicicletas no solo se vive en los países de Europa. Las cifras presentadas por AFP son contundentes: en Estados Unidos, por ejemplo, las ventas en línea están disparadas, lo que le permitió al sector ciclismo alcanzar un máximo histórico en la primera mitad del mes de mayo. El número de bicicletas vendidas fue más del 5.000% superior al de mediados de mayo de 2019.

De acuerdo con People for Bikes, una organización estadounidense encargada de incentivar el uso de la bicicleta y de la cual hacen parte varios fabricantes y minoristas, las ventas totales de este medio alternativo de transporte, tanto en canales virtuales como en tiendas físicas, crecieron un 81% en mayo de este año en comparación con el mismo periodo de 2019, lo que representó ganancias para el sector ciclismo de alrededor de 1.110 millones de dólares.

 

¿Qué generó la alta demanda de bicis?

 

Uno de los principales motivos que disparó las ventas de bicicletas a nivel mundial es sin duda alguna la pandemia del covid-19. La mayoría de los ciudadanos consideran que la bici es una gran alternativa para movilizarse en zonas urbanas, evitar las aglomeraciones en los sistemas de transporte público, mantener la distancia social sugerida por los organismos sanitarios y protegerse del virus.

Estas razones han hecho que la demanda aumente de manera descomunal y que sean cada vez más los usuarios los que quieren adquirir una bici no solo para protegerse de la enfermedad, sino también para hacer deporte, sentirse libres, mantenerse en forma o divertirse durante esta etapa de confinamiento.

 

¿Cómo está operando la industria? 

 

La industria “está trabajando con una cadena de suministro global que se interrumpió con la covid-19, y las consecuencias se están sintiendo en todas las categorías. Perdimos unos tres meses en la producción de piezas (entre los diferentes confinamientos), y nuestras existencias se agotaron en sólo dos meses”, dijo a la AFP Moreno Fioravanti, secretario general de la Asociación Europea de Fabricantes de Bicicletas (EBMA).

 

¿Qué buscan los ciclistas en internet? 

 

El gigante de la web Google ha asegurado que desde febrero de este año se ha reportado un incremento del 69% (cifra récord) en las búsquedas relacionadas con rutas disponibles en Google Maps para salir a montar en bici. De igual forma, las búsquedas de talleres o sitios donde los ciclistas pueden arreglar sus máquinas también han crecido de manera considerable, lo que demuestra que el uso de este medio de transporte a nivel global ha tomado mucha fuerza durante la pandemia del covid-19.

 

Las ventas de Giant 

 

Por el lado de la industria, el fabricante asiático Giant, considerado como uno de los “pesos pesados” del sector ciclismo, aseguró que durante el mes de junio pasado sus ventas incrementaron un 140% con relación al mismo periodo del 2019. Esta empresa taiwanesa confirmó que las bicicletas eléctricas cada vez son más apetecidas por los ciclistas y que de acuerdo con sus reportes de ventas ya tienen pedidos programados hasta la primera mitad del 2021.

 

Dificultades para importar a tiempo 

 

Las cuarentenas decretadas por los gobiernos de diferentes países del mundo han paralizado la producción de bicicletas en los últimos meses. Esto explica que haya una reducción en la oferta, ya que no se puede cumplir con todos los pedidos que hacen los usuarios porque la industria apenas comienza a operar con normalidad después de varios meses de encierro.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de modelos y grupos son importados de países como Japón, Taiwán y China. Así lo confirma la Confederación de la Industria Europea de la Bicicleta (Conebi), que estima que entre el 45 y el 50 por ciento de las piezas de bicicleta ensambladas en Europa son importadas de Asia.

Además, Conebi asegura que en lo corrido del año 2019 se importaron 7,3 millones de bicicletas (mecánicas y eléctricas) a Europa, lo que demuestra que estos países del continente asiático, en donde están instaladas algunas de las casas matrices más importantes del sector ciclismo, son claves para el abastecimiento de bicicletas a nivel global.

 

Nunca hubo un mejor momento para montar en bici como este. Las ventas lo demuestran.

 

 

 

La imagen de cabezote es cortesía de Krisztian Bocsi Bloomberg L.P. Limited Partnership / el artículo toma como fuente a la Agence France-Presse (AFP).

 

Comentarios

Una respuesta a “El coronavirus disparó las ventas de bicicletas y ahora hay escasez mundial”

  1. Diego Coy dice:

    Hola, que buen articulo. Saben de algún producto nuevo que le pueda servir a los nuevos ciclistas de Sur America?
    Ejemplo: llegaron unas ceras de colores para las cadenas, muy llamativas a varios paises del sur y la rompieron!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *